El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha declarado nulo el juicio del «crimen de los tirantes», lo que obligará a repetir la vista contra el antisistema Rodrigo Lanza. Queda así invalidada la sentencia que lo condenó a cinco años de cárcel por un crimen para el que la Fiscalía y las acusaciones pedían 25 de prisión. La polémica sentencia dictada en noviembre por la Audiencia de Zaragoza no tipificó el crimen como asesinato sino como una muerte por imprudencia. En concreto, lo sentenció como delito de lesiones dolosas en concurso con homicidio imprudente.

La sentencia ahora anulada fue dictada por José Ruiz Ramo, magistrado de la Audiencia de Zaragoza, que presidió el tribunal del jurado que juzgó a Rodrigo Lanza. Ahora, los magistrados de la Sala Civil y Penal del TSJA han declarado nulo aquel juicio. Invalidan plenamente el veredicto del jurado por falta de motivación. La causa es devuelta ahora a la Audiencia Provincial de Zaragoza para que se celebre un nuevo juicio con otro magistrado y ante otro tribunal del jurado.

El TSJA da la razón a la Fiscalía y a las acusaciones, que solicitaron la nulidad de aquella sentencia. Por ello, declaran nulo aquel juicio, su veredicto y la sentencia del magistrado Ruiz Ramo, que será sustituido por otro para el nuevo juicio del «crimen de los tirantes».

Recuerda el TSJ de Aragón que se infringieron elementos esenciales en aquel juicio. En particular, recuerdan que «existe un verdadero deber de motivación del veredicto por los jurados» y que en el acta de la votación deben recogerse «tanto los elementos de convicción tomados en consideración como una sucinta explicación de las razones por las que han declarado o rechazado declarar determinados hechos como probados». Son elementos esenciales que no se respetaron en la sentencia ahora anulada, indica el TSJ de Aragón.