La cueva de ladrones de TopInvestus

Tenemos varios testimonios sobre la forma de actuar de los nuevos timadores por internet. Son los mismos de siempre, esos inmisericordes canallas cuyo modus vivendi consiste en robar, amparados en las nuevas tecnologías.

Se presentan como una plataforma, como un bróker serio y profesional, que duplican con facilidad las aportaciones de sus clientes y siempre con amables palabras invitan a sus víctimas a que confíen en su forma profesional de operar. Utilizan una web www.topinvestus.co para enviar sus mensajes comerciales y el teléfono, vía WhatsApp, para comunicarse frecuentemente con sus víctimas y ganar poco a poco su confianza.

La técnica de contacto es muy simple. Invitan a los que caen en sus redes de internet a realizar una sencilla inversión: 250 €; le abren una cuenta que pueden consultar en cualquier momento y, casi a diario, les llaman por teléfono para que vean los progresos de sus operaciones; primero, en compra-venta de pares de divisas (Forex) y más tarde, cuando se acercan al millar de euros, les animan para que hagan nuevas aportaciones, mientras la página personal va incrementando los beneficios de forma muy atractiva.

Como buena parte de sus inversores no están muy duchos en el manejo de internet, los operadores se ofrecen para ayudarles en las transacciones a través de un programa (AnyDesk.exe), que cede el control de las transferencias a los propios técnicos de TopInvestus. Pero, eso sí, siempre que se realiza un nuevo ingreso en nombre del inversor, las operaciones se convierten intencionadamente de una lentitud extrema. Porque los operadores aprovechan a comprar en su nombre ciertas divisas: generalmente rublos.

Víctor Andersen es uno de los especialistas del timo TopInvestus

Uno de los operadores más activos dice llamarse Víctor Andersen, de padre sueco y madre colombiana; habla bien en español, aunque lo escribe mal, y con cierto sospechoso acento que marca mucho la pronunciación de las zetas. Utiliza una serie variable de teléfonos en sus comunicaciones: +442036565903 ó +442036701376, así hasta más de una veintena. Nuestros denunciantes nos han facilitado bastantes teléfonos y algunos códigos. Pero todos estos teléfonos no permiten a los usuarios comunicarse a través de ellos con TopInvestus, como tampoco por internet o con la cuenta de operaciones de cada usuario, al estar blindadas todas las llamadas con cifrado de extremo a extremo. También intervienen otros operadores, como Ángela Collins; ésta opera con el +35795792450, el famoso Víctor y la griega Helena y algunos más.

Todas las conversaciones se introducen con asuntos generales y, como el que no quiere, hacen preguntas personales para ir completando los datos de una hipotética ficha. Luego resaltan los logros de las operaciones de cada día para estimular a la víctima.

Cuando la aportación y los beneficios llegan a cantidades próximas a 5.000 €, comienzan las invitaciones para animar a los inversores a nuevas áreas de negocio: criptomonedas o petróleo, por ejemplo. Llegado a ese momento realizan varias operaciones muy suculentas para demostrar a sus clientes lo mucho que pueden ganar con ellos si arriesgan un poco más. Llegaron a solicitar un préstamo a un banco, en nombre del usuario, para recabar 15.000 €. Afortunadamente el usuario abortó a tiempo esta solicitud.

Y aquí comenzaron los problemas. Nuestro comunicante nos dijo que solicitó el reintegro del capital aportado y los beneficios, que alcanzaba los 7.000 €. Le contestaron que, antes de efectuar el reembolso debía pagar las comisiones de todas las operaciones: 1.500 €, que TopInvestus debía recibir por transferencia antes de devolver el capital acumulado.

A partir de ese momento, le bloquearon la cuenta y todos los medios posibles de comunicación vía telefónica o de internet. Las pérdidas reales del inversor fueron los 1.000 € aportados en dos transferencias. Incluso tuvieron la desfachatez de enviarle una nueva operadora, Helena, para reiniciar el ciclo, aduciendo que habían despedido al famoso Víctor por actuaciones poco profesionales. Todo mentira.

A nuestro informante no le compensa iniciar ninguna acción legal por una cantidad tan pequeña. Reconoce, sin embargo, que pueda haber muchas personas como él que hayan podido ser estafadas.

Aquí vemos interesante material para un gabinete de abogados que pueda reunir a todos los posibles estafados para actuar mancomunadamente contra estos indeseables estafadores: TopInvestus.