Como a muchos de vosotros me ha llegado un wasap de una chica a la que se la detiene por negarse a llevar al aire libre la mascarilla. Por un momento pensé que se trataba de una calle de Caracas y es que el populacho que observaba la "heroica" escena de las fuerzas del orden (unos 8 agentes contra una "peligrosa" fémina armada con su propio aliento) acabaron finalmente, tras la "osada" resistencia ofrecida, pidiendo a voz viva, tras la dantesca escena, eso que ya hemos olvidado muchos y que se le denominaba LIBERTAD. 
 
El remitente del wasap, que sabía porque me lo mandaba, fue contestado  inmediatamente con un...por mi parte: "¡estarás orgulloso!", espetándome al rato eso de: "¿qué esperabas?, ¿qué le pusiesen una denuncia?"
 
La verdad es que lo que esperaba es que hubiese aún gente en esta mi Patria que fuese capaz de comprender que no todos pensamos igual y que solo tal vez, haya gente, a la que NO le parezca nada sano, ni nada bueno, taparse la nariz y la boca con un sucio trapo y que qué duro tiene que ser verse obligado a hacer algo en lo que no se cree. Son muchos, aunque no se les de voz (incluidos 200 médicos a los que están abriendo expedientes por disentir) los que piensan silenciosamente que esto más que beneficiar... perjudica; especialmente a nuestros mayores y a los niños. A estos en el desarrollo de su personalidad y a los otros en su propia salud física y mental. Para qué hablar del efecto que está teniendo en la economía este y otros disparates nacionales y que derivará ya mismo en un sistema de salud sin presupuesto y en una sociedad enormemente empobrecida, que es lo que realmente hace que la gente muera. 
 
Algún día quitarán la obligación contra la que luchó mi nueva heroína, como quitaron ya la de los olvidados guantes que pasaron de ser recomendables, a obligatorios en los supermercados...para finalmente convertirse, sin que nadie se haya percatado de la contradicción, en un objeto de recuerdo en los armarios de tantos españoles engañados. ¡El pastor conoce a sus ovejas!
 
Las leyes, cuando me las explicaban en mis años de formación académica, no podían atentar contra la libertad personal e individual del ser humano. Al menos... eso decían. Si no podía obligarse a una persona a llevar el burka por la calle, tampoco ahora se puede obligar a taparse el rostro por otro motivo. ¿Luego qué van? ¿Los ojos? En fin... o se cree en la libertad personal del individuo o se está contra ella. Yo nunca estuve en contra de que se lleve el burka por la calle...pero NO estaba a favor de que se les pudiese obligar. Me parece bien que los demás toméis medidas en base a la colectiva "paranoia nacional," cómo taparos la boca, los oídos e incluso los ojos. Tal vez algún día así dejéis de percibir el miedo a algo que no conocéis pero que viene existiendo desde que el mundo es mundo. Todo... me parece bien, si es que NO lo hacéis obligados y pensáis sinceramente que os va ayudar como personas y como parte de esta gran nación que formamos...pero a mí, por favor, mientras seguís desayunando,
almorzando y cenando vuestros desinformativos televisivos, dejarme tranquilo los muchos o pocos años que me queden por vivir y no me tapéis, con vuestras convicciones personales, propias o impuestas, ya sea por motivos ideológicos, políticos, religiosos e incluso médicos, ningún rasgo de aquello que...además de hacerme distinto a vosotros, me hace persona. Gracias.