Soborno en tres fases, pues, durante el último año y medio. Desplegando distintos pretextos. Quien paga, manda. El presunto cuarto poder, el supuesto contrapoder de los otros tres poderes, complaciente basura, hatajo de palmeros, recua de rameras alquilándose sin rebozo. Vendiendo a su madre por cuatro perras. C´est la vie. Y la inmoral vaina de la tiranía covid, y su posterior apuntalamiento, mass mierdas mediante, comenzó nada más iniciarse el secuestro domiciliario de marzo-abril de 2020.


Primera coima

 

15 millones de pavos. BOE – Miércoles 1 de abril de 2020 – Sec. I. Pág. 27927. Excusa. "Las empresas de servicios audiovisuales han visto aumentar su audiencia por las medidas de confinamiento, pero al mismo tiempo están sufriendo una brusca caída de sus ingresos (…) son un servicio esencial para la ciudadanía"
Segunda untada

10 millones de euros. BOE - Miércoles 29 de julio de 2020 - Sec. I. Pág. 59142. Coartada: "Compensar a los prestadores de comunicación televisiva por los costes derivados de «liberar» la banda de los 700 mhz, que será usada para el 5G".
Tercer cohecho

 

Esta vez con un par, desmesura mediante, a lo bestia: 112 millones de euros. BOE - Martes 19 de enero de 2021 - Sec. V-A. Pág. 2534. “Justificación”: "Prestación de los servicios de compra de espacios en medios de comunicación y demás soportes publicitarios para la difusión de las campañas de publicidad institucional.

 

¿Queda aún alguna esperanza para el periodismo libre?

…Los censores de Maldita y Newtral, ídem de lienzo…Y, algunos, durante toda la vida, a cuestas con la poderosa certidumbre de Orwell, no queda otra. “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques, todo lo demás es relaciones públicas”. En fin.