En una actuación que define al Vicepresidente del Gobierno de España, en la que insulta a 4 millones de españoles que han depositado su voto en la formación que representa Espinosa de los Monteros.

Muy propio de él, que ha conseguido que Espinosa se levantase y se fuera. Sinceramente creemos que Espinosa se ha equivocado, lo que demuestra la "sonrisita" del Vicepresidente según Espinosa se iba levantando para irse, hasta que termina diciéndole: Cierre la puerta al salir".

Nos extraña la actitud de Espinosa de los Monteros que normalmente tiene temple para esto, pero no debía tener su mejor día y le ha dado lo que quería al Vicepresidente.