El Gobierno de Móstoles ha aprobado ayer en Junta de Gobierno Local extraordinaria y urgente solicitar para la ciudad la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil tras los daños provocados por el temporal de nieve Filomena, el peor en más de 50 años. 

La Junta de Gobierno Local ha adoptado esta decisión, tras valorar los graves daños que se han producido en la ciudad y cuya reparación supondría una gran inversión y merma en las arcas municipales. Los desperfectos afectan a las vías públicas, mobiliario urbano, el arbolado, edificios públicos, explotaciones agrícolas… Las fuertes nevadas registradas desde el viernes 8 de enero, dejaron intransitables muchas de las vías, lo que además supuso graves perjuicios para la ciudadanía.

El Gobierno de Móstoles trasladará a la Delegación de Gobierno la solicitud. La declaración de zona catastrófica permitirá iniciar los trámites para solicitar ayudas económicas para paliar los costes de los daños en bienes materiales municipales y de particulares y de las actuaciones inaplazables realizadas por el Consistorio para garantizar la seguridad de nuestras vecinas y vecinos y resolver todas las incidencias.