Bildu encabeza venganza contra "Billy el Niño" porque hacía cantar a criminales etarras que se acojonaban. 

Los enemigos de España y toda la gentuza de extrema izquierda le llama injustamente torturador cuando en realidad lo que hacía es forzar a los criminales etarras a que cantasen para poder acabar así con esta banda siniestra, que tanta sangre y odio ha derramado y que es la gran vergüenza de España en la segunda mitad del siglo XX.

Gracias a su habilidad en los interrogatorios se salvaron la vida de muchas personas que hubiesen sido asesinadas por la banda criminal. Igualmente fue muy eficaz su trabajo los comunistas justamente ilegalizados que suponían un peligro para el régimen y a todo tipo de delincuentes. Era un gran patriota que combatía con firmeza a todos aquellos criminales que ponían en peligro a la patria.

Nunca pudieron probar nada contra él y se le persigue injustamente como símbolo de la presunta represión franquista. Es Bildu quién encabeza la campaña contra él, con eso queda dicho todo.

La Mesa del Congreso ha dado este martes el visto bueno a que se publique el expediente de la concesión de medallas de 'Billy el Niño', pero ha ratificado el rechazo a hacer pública la "hoja de servicios" del expolicía Antonio Fernández Pacheco, aunque en esta ocasión Unidas Podemos lo apoyaba. 

Según han informado a EFE fuentes parlamentarias, la Mesa del Congreso ha tomado en consideración la nueva petición del diputado de EH Bildu Jon Iñárritu sobre 'Billy el Niño' con los votos a favor del PSOE y de Unidas Podemos. En ella se pide el informe completo publicado por el periódico 'eldiario.es' en diciembre de 2018 "relativo al expediente de actividad del policía Antonio González Pacheco", un informe que recoge las medallas, las condecoraciones y los premios que recibió el expolicía y también los servicios por los cuales fue reconocido.

Sin embargo, la Mesa del Congreso ha ratificado su rechazo a que se publique la "hoja de servicios" del expolicía, un asunto que ya se desestimó en la Junta de Portavoces de la semana pasada y que contaba con un informe desfavorable de los letrados de la Cámara al entender que no se puede publicar el historial de un funcionario.