Así se desprende de la contestación a una petición de información en base a la Ley de la Transparencia efectuada por el Abogado Guillermo Rocafort, Secretario de la Asociación Raíces, a la Secretaría de Estado de la Memoria Democrática.

Para ello el Gobierno llevará a cabo un proyecto expositivo en el que se revisarán, según dicha Secretaría de Estado, “las relaciones entre muerte, política y memoria democrática a propósito de la historia española contemporánea, desde un horizonte de derechos humanos y culturas de la paz”.

En este sentido, dicho organismo público ha solicitado, mediante carta firmada el 5 de abril de 2021 por el Director General de Memoria Histórica y enviada al Ayuntamiento de Cádiz, tres obras irreverentes de su colección COSTUS de la denominada Serie “Valle de los Caídos (1980- 1987)” en cesión de préstamo, para su exhibición pública en Madrid; en concreto las obras con las que el Gobierno de Pedro Sánchez pretende resignificar el Valle de los Caídos son Cristo Yaciente, Caudillo y Virgen de Africa, imágenes que se reproducen a continuación, todas ellas profanadoras de la Fe cristiana, irreverentes contra la Iglesia Católica y ofensivas contra los Caídos en la Guerra Civil, con independencia del bando en que lucharon.

A juicio de Dirección General de Memoria Democrática expresadas mediante escrito de 11 de mayo de 2021, “las tres piezas solicitadas (de COSTUS) al ECCO (Espacio de Creación Contemporánea de Cádiz, dependiente de ese Ayuntamiento) resultan de vital importancia por representar una relectura, en clave democrática, de uno de los símbolos más emblemáticos del franquismo y su pasado: el Valle de los Caídos”.

A juicio del Gobierno de Pedro Sánchez, según se desprende de esta carta, con dicha relectura o resignificación del Valle de los Caídos se cumple el Real Decreto 373/2020 de 18 de febrero, de creación de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, para el desarrollo de las políticas en materia de Memoria Democrática, en concreto su artículo 5.2 d) “El impulso, en colaboración con las administraciones públicas competentes, de acciones de información, divulgación, formación y capacitación sobre Memoria Democrática y atención a las víctimas, así como el establecimiento de líneas de colaboración que permitan recabar información o conocimiento de expertos en la materia”.

Continúa dicho organismo justificando esta resignificación del Valle de los Caídos mediante el uso de arte contemporáneo postmoderno de COSTUS y sus imágenes irreverentes en base a que con ello se consigue “la difusión y conocimiento de los principales hitos de nuestra historia democrática, así como al reconocimiento de los principios de verdad, justicia y reparación, que permitan dar a conocer a los ciudadanos la realidad de lo ocurrido durante la guerra civil y la dictadura franquista”.

La carta acaba expresando que “El día 8 de abril se envió escrito a Ramón de la Rosa, coordinador de exposiciones del Espacio de Cultura Contemporánea de Cádiz (ECCO) para conocer la disponibilidad de las obras, pero no se ha recibido contestación alguna sobre el asunto ni de ECCO ni del Ayuntamiento de Cádiz”.

Esto no es cierto, pues según el portal de la transparencia del Ayuntamiento de Cádiz desde el 30 de abril se dice expresamente que “El Ayuntamiento prestará tres obras de Costus (solicitadas por el Ministerio de Carmen Calvo) para la exposición ‘El tragaluz democrático’ en la sede de Tabacalera en Madrid”, lo que ha sido aprobado mediante acuerdo de la Junta de Gobierno local de esa corporación municipal gaditana. Puede consultarse en este enlace: https://transparencia.cadiz.es/el-ayuntamiento-prestara-tres-obras-de-costus-para-laexposicion-el-tragaluz-democratico-en-la-sede-de-tabacalera-en-madrid/

El Ministerio que dirige Carmen Calvo sobre la Memoria Democrática se niega a suministrar los contratos y costes de dicho traslado de las obras de COSTUS y exposición en Madrid, amparándose en que el Ayuntamiento de Cádiz aún no les ha contestado, lo cual no es cierto: “En lo que se refiere a todas las cuestiones prácticas derivadas del encaje de las obras en la exposición, al tratarse de una muestra en fase de elaboración y no haberse comunicado la disponibilidad de las obras, no se puede concretar su disposición dentro de la exposición o aportar detalles sobre su montaje, transporte o aseguramiento”.

Es imposible de la observación al detalle de dichos lienzos de COSTUS el poder identificar los elementos justificativos alegados para llevar acabo dicho proyecto artístico - memorialístico, como son los de derechos humanos, la cultura de la paz, las claves democráticas, la historia democrática, la verdad, justicia y reparación o el conocimiento de lo sucedido durante la Guerra Civil y el Franquismo.

Esas tres obras de COSTUS, como elementos de resignificación del Valle de los Caídos, son un insulto a la Memoria de los Caídos y una Ofensa a los sentimientos religiosos de los creyentes.