A Pedro Sánchez no le basta con profanar la tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos; ahora va directamente a profanar la Cruz de dicho recinto religioso, y lo hace de la mano del arte de dudoso gusto.

La Asociación “Raíces” ha interpelado al Ministerio de Carmen Calvo sobre las tres obras de COSTUS (Cristo yacente, Caudillo y Virgen de África, que a continuación de esta nota de prensa se pueden observar) que a juicio de dicho Ministerio servirán para “representar una relectura, en clave democrática, del Valle de los Caídos, en una futura exposición en Madrid”. Véase nota de prensa al respecto:

https://transparencia.cadiz.es/el-ayuntamiento-prestara-tres-obras-de-costus-para-laexposicion-el-tragaluz-democratico-en-la-sede-de-tabacalera-en-madrid/

Carmen Calvo le ha cogido gusto a las ilegalidades en esta área geográfica de Cuelgamuros y de la memoria histórica, pues no se ha quedado satisfecha con subvencionar ilegalmente unas prospecciones arqueológicas llevadas en el Valle de los Caídos a cabo por el CSIC en la actualidad; ahora ya va directamente a la profanación de la fe mayoritaria de nuestro país, del escarnio y de la profanación de sentimientos religiosos, atacando a la Cruz del Valle de los Caídos.

Cualquiera que observe las tres obras de COSTUS que el Ministerio de Carmen Calvo va a traer a Madrid, pagando una pasta de dinero público, y tenga un mínimo sentimiento de respeto ante la religión mayoritaria de los españoles, no podrá por menos de sentir un rechazo ante semejante acción financiada con los impuestos de todos los españoles.

Interpretar la realidad del Valle de los Caídos por medio de esos tres lienzos de Costus no puede sino caber en la cabeza de una persona como Carmen Calvo y de su Ministerio, a la cual le queda muy poquito en su puesto de Vicepresidenta del Gobierno, para dar un paso a la cárcel por sus prevaricaciones en las asignaciones de subvenciones ilegales y de sus atentados a los sentimientos religiosos.

El Ministerio de Carmen Calvo tiene un mes para responder a las cuestiones sobre la financiación de esta “nueva exposición” en Madrid que servirá a su juicio para resignificar el Valle de los Caídos bajo un prisma de la obra de COSTUS.

Es importante que los españoles conozcan esta nueva visión y resignificación de la Cruz, de los sentimientos religiosos y del arte religioso que Carmen Calvo y su Ministerio de Memoria Democrática van a financiar con ingente dinero público en plena época de pandemia, mientras millones de españoles se incorporan a las colas del hambre y a los que ya sólo les queda la fe para sobrellevar su situación calamitosa, por culpa de un gobierno que en vez de ayudarles se dedica a ésto.