¿Por qué se anhela timovacunar a todas las personas del orbe terrestre, sometiéndolas a una "terapia" genética experimental? Sencilla respuesta: las gente que jamás nos vamos a timovacunar representamos  el "grupo de control" de este genocida experimento a escala planetaria. Dado que las personas no timovacunadas no desarrollan enfermedades cardíacas o trombosis en las filas o mueren “repentina e inesperadamente”, son la prueba viviente de la dimensión del crimen que se está cometiendo contra la población. Pruebas que los autores quieren hacer desaparecer.

Timovacunados, masacrados

En todo el mundo, las estadísticas muestran cifras sorprendentes. O no tanto. Exceso de mortalidad en grupos de edad en los que dicha mortalidad no podría producirse en las naciones industrializadas en tiempos de paz.

Un rapidísimo incremento de las enfermedades cardiovasculares, abortos espontáneos, trombosis e infartos, igual de frecuentes en grupos de edad inadecuados. Además, un crecimiento explosivo del cáncer incluso en personas que hasta entonces no sabían nada de su cáncer o pensaban que lo habían vencido. Y, claro, los no timovacunados son la prueba viviente de los letales efectos del Tecno-Matarratas transgénico y esterilizador.

Los no timovacunados, a por ellos

Todo esto ocurre en el grupo vacunado. Porque en el grupo de los no timovacunados no se acumulan estos cuadros clínicos ni las muertes “súbitas e inesperadas” en personas menores de 60 años, lo que significa que quien quiera ver, quien quiera saber, puede utilizar a estos no vacunados que siempre quedaremos para demostrar lo que le está sucediendo a la humanidad entera. Paulatino genocidio mediante KaKunas.  Con  “enigmáticos” patrones de enfermedad y muertes entre las personas vacunadas…

Si se llegara a timovacunar mayoritariamente,  casi al 100%, ya no sería posible demostrar por simple comparación qué es lo que ha acontecido. De verdad. Entonces se convencería con suma facilidad a la población de que esas enfermedades y dolencias y “adversidades” producidas directísima e inequívocamente provocadas por las timovacunas se producen o se han producido siempre. O de que se trata simplemente de un irresoluble arcano. En fin.

...Los que jamás nos vamos a timovacunar siempre representaremos, por comparación, la masacre que se está perpetrando ante nuestros ojos. E intentarán ir a por nosotros. Pero, tal vez, la gentuza de las élites no siempre salga ganando. En fin.