El Instituto de Política Social Española, ha denunciado que es fundamental que los familiares con miembros en residencias, denuncien a éstas por las gestiones realizadas y por los protocolos aplicados, que califican de “inhumanos”.

El presidente del Instituto, Pablo Hertfelder García-Conde, ha señalado tajante que la realidad es que muchísimos ancianos han vivido la situación del COVID19 en residencias en las cuáles en vez de cuidarles se les dejaba a su suerte. “La realidad es la siguiente, en multitud de residencias, el trato al paciente ha sido pésimo, han dejado que muchos mueran a su suerte encerrados en una habitación durante dos meses. Algunos incluso han sido eutanasiados, esto es una realidad que no muchos quieren ver, pero lo que ha ocurrido en España y en Madrid, es una vergüenza y no tiene nombre” señala el presidente del IPSE.

Por su parte la entidad ha recordado que es fundamental poner en el punto de mira al Ministerio de Sanidad y especialmente al gobierno español al cuál señalan como responsables e indican: “El gobierno Socialista, debe de dar explicaciones, ya hay denuncias interpuestas contra este gobierno por lo ocurrido en las residencias y puedo garantizar que la realidad es la siguiente; lo que ha ocurrido en las residencias, no tiene otro nombre sino inhumanidad, qué pena que esto siga ocurriendo en pleno Siglo XXI”. Instituto de Política Social Española 

Más de 19.444 ancianos han fallecido en residencias según el último estudio publicado, pero el Instituto de Política Social, pone en duda los datos y advierte que es necesario comprobarlo de primera mano.

“El gobierno socialista es experto en camuflar datos, es experto en no notificar, eso le queda claro a la sociedad, hay una sociedad Española que ha despertado y que no piensa tolerar que a nuestros ancianos se les haya tratado inhumanamente y actuaremos en consecuencia, en vez de avanzar hacia el futuro, retrocedemos, por gente como ustedes, España no avanza, se queda anclada en el pasado, no consentiremos que conviertan España en una España a su antojo donde ustedes deciden quien tiene derecho a vivir y quién no”.

Declara Hertfelder García-Conde, presidente del Instituto de Política Social. Por su parte la portavoz del Instituto de Política Social, Sofía Muñoz Casares, expresidente de Vox en Valladolid, ha señalado que es fundamental indagar en qué es lo que ha ocurrido en las residencias y denunciar.

“Es fundamental recordar que las residencias están para atender a nuestros mayores, no para aplicar unos protocolos inhumanos, es vergonzoso a lo que se han sometido muchísimos ancianos, espero que las familias no se callen, tomen medidas y denuncien. En Castilla y León analizaremos el problema con contundencia desde el Instituto de Política Social y se lo informaremos a las entidades competentes para que tomen las medidas necesarias”. Señala la Portavoz del Instituto de Política Social y delegada de la entidad en Castilla y León.

Finalizando, la Vicepresidente del Instituto a nivel nacional y delegada en Catalunya, Eva Higueras Muñoz, también ha señalado que en Catalunya se encargará de analizar el problema y ponerlo en manos de las entidades que gestionan residencias para que tomen las medidas necesarias y no se consienta ningún acto inumano con nuestros mayores, los cuáles necesitan y merecen el mayor cariño.