Un pulso electromagnético (EMP por sus siglas en inglés) nuclear es un pulso breve e intenso de onda de radio que es producido por una detonación nuclear. Su radio es mucho mayor a la destrucción causada por el calor y la onda expansiva del arma nuclear. Un pulso electromagnético nuclear, producido por una detonación nuclear, es una amenaza real no solo para millones de personas, sino también para la tecnología que ampara a nuestra civilización.  Desde una altura suficiente se produciría una generalizada interrupción de todos los equipos eléctricos. Todo lo que esté dentro del radio de la onda del EMP dejaría de funcionar y, por ende, todo el planeta estaría, literalmente, a oscuras.  Afectaría directamente a circuitos esenciales para las telecomunicaciones, sistemas informáticos, redes de transporte, etc. Es decir, afectaría prácticamente todo aquello que tenga que ver con tecnología. El caos, vamos.

The Economist, profetas de los cojones

Comencemos con el panfleto de los mafiosos bancarios Rothschild. The Economist, pues. Tan proféticos siempre. Un mundo chapado. Y todo bajo control, inicio de la PLANdemia. Dos paradigmáticas portadas.

Y, entonces, otro memento, esta vez 2017: portada con el careto de Mamacrón (chico Rothschild, cómo no). El mundo si...( The World if...). Y a arriba, a la izquierda, cual Ícaro en el lienzo de Brueghel el Viejo, un ataque de pulso electromagnético destruyendo una torre de luz.

Los Simpsons, también arúspices

Noveno capítulo de la temporada 23. Se titula Fiestas de un futuro pasado, en el cual aparecen varias referencias al número 23, y especialmente a la diosa hindú Shiva; esta diosa, fundamental recordatorio, es la ciberpoligonera diosa que reina sobre el caos y la destrucción.

Y casualmente esta diosa adorna el campus del instituto de investigaciones nucleares europeo o CERN, sede del mayor acelerador de partículas  LHC que existe en el planeta. En este episodio se nos habla de los oscuros planes de las satánicas elites para crear un escenario apocalíptico a través de un ataque nuclear mediante pulso electromagnético. En ese episodio de la genial serial de Matthew Abraham Groening, vulgo Matt Groening (por cierto, “profético” masón de grado 32), dicha agresión nuclear contra toda la humanidad será el inicio del caos.

 

 

Anime: PLANdemia,  Juegos de Tokyo y el Gran Apagón

Blade Runner Black Out 2022 (Blade Runner Apagón 2022) es un cortometraje anime neo-noir cyberpunk, dirigido por Shinichiro Watanabe, estrenado el 27 de septiembre de 2017, que sirve como precuela (junto a 2036: Nexus Dawn y 2048: Nowhere to Run) a Blade Runner 2049 (maciza continuación, por otra parte, de la genial Blade Runner, que transcurría en 2019).

El corto en cuestión sigue las peripecias de dos replicantes Nexus-8, Iggy Cygnus y Trixie, que forman parte del Movimiento de Libertad Replicante. Estos provocan, con la ayuda del personaje de Ren, una explosión nuclear, con Pulso Electro Magnético, mayo de 2022, causante de un corte  global, el Gran Apagón. Desencadenando hondísimas implicaciones sociales, económicas y tecnológicas en todo el mundo. Destrucción, caos, desbarajuste, falta de suministros, hambre, locura colectiva, humanidad zombi. El Gran Reseteo. El Gran Reinicio, pues. Por supuesto. Promovido por el Foro Económico Mundial, vulgo Foro de Davos. El mismo que se sacó de la manga la doble sesión de los ciberpoligoneros

...El poder del fascinante anime. La prodigiosa Akira prediciendo la PLANdemia en Japón y los Juegos Olímpicos de Tokio para el año 2020 (aunque celebrados este año). Esta sublime obra postapocalíptica escrita entre 1982 y 1990 (con portentosa adaptación anime en 1995) mostró eventos que hoy se viven en el país asiático y en todo el mundo. Pues ustedes decidan. En fin.