La Asociación Hablamos Español ha presentado ante la Consejería de Educación de Cataluña solicitudes en nombre de 28 alumnos del mismo colegio de Barcelona, para que les impartan en español, al menos, el 25% que el Tribunal Supremo ha establecido como mínimo obligatorio. Estos alumnos están recibiendo la enseñanza de todas las asignaturas en catalán; el contacto con el español se limita a dos horas semanales de la asignatura de Lengua Castellana. A partir de ahora se inicia un proceso contencioso Administrativo que debería desembocar en la introducción del español como vehicular para impartir una asignatura troncal.

Desde la Consejería de Educación se ha intentado en el día de ayer confundir y desanimar con información falsa, por lo tanto, debemos aclarar lo siguiente: la Generalidad ha recurrido la última sentencia del TS que obliga a la administración catalana a introducir el español como lengua vehicular en todas las escuelas catalanas lo pidan o no las familias, pero no puede recurrir las sentencias que ya son firmes y que amparan a las familias que así lo soliciten.

 

Desde Hablamos Español animamos a las familias de otros colegios a seguir el camino de hacer valer los derechos de sus hijos para conseguir este mínimo de enseñanza en español, si bien seguiremos trabajando por lograr una política lingüística homologable a la de los países con cooficialidad lingüística. Gloria Lago, presidente de Hablamos Español, puntualiza en este sentido que “no nos gusta el bilingüismo obligatorio, nosotros defendemos la libertad de elección de lengua, que es el único sistema constitucional y que cumple los tratados internacionales ratificados por España, pero no vamos a dejar de exigir lo que nos corresponde, por poco que sea”.