Tontolaba: “sujeto que siendo imbécil por naturaleza tiene además la desgracia de ser patoso”; “quien siendo simplón no termina por asumir su condición”.

Hay que ser muy tontolaba para gastarse millones en leer artículos de periódico online y gratuito para luego hacer informes diciendo que El Correo de España -y en este barco estamos todos los que en él escribimos- es un peligro para el globalismo.

Pues por mi parte sí, estoy contra el globalismo, critico a los organismos internacionales especialmente la ONU y la UE y sus organismos adscritos, que me parecen cuevas de corrupción a tutiplén. Me río (por no llorar) de las contradicciones acientíficas de Illa y de Simón. En muchos de mis artículos repito una y otra vez que soy desafecto al Partido-Gobierno y a mucha honra.

Vuelvo a escribir que quiero, espero y rezo por el final del Partido-Gobierno (Podemos, Psoe, Ciudadanos, PP) y ver a sus líderes entre rejas por todo lo que han estado y están haciendo –a mi entender- en contra de los españoles y traicionando a España, violando –a mi entender- nuestros derechos fundamentales, y pisoteando –a mi entender- esta masónica constitución hasta hacerla papel de estraza.

¿Y para esto tantos millones y sueldazos en la Asociación Tontolaba? A los miembros de los comités de “vigilancia” y “salud pública” de tal Asociación: pasad un buen rato leyendo nuestro periódico, hombre. ¡Ya me gustaría cobrar un sueldazo por pasarlo bien leyendo periódicos!

Viene a mi memoria las “hazañas” de Roldán. Lo tenía mejor montado que los miembros de los comités de vigilancia de la Asociación Tontolaba y sus capos. El tipo se gastaba los millones en “señoritas”, fiestoras a calzón y braga bajados. Cierto que fue condenado a 31 años pero su estancia en chirona, además, se la hubimos de pagar todos los españoles. Y cumplió su condena en marzo de 2010 con su botín oculto con ayuda del agente Paesa. Este chaval tenía algo de luces por lo que procuro se poner a buen resguardo y, en plan modelo, fue portada de Vanity Fair en 2016.

Venga, perseguidme esclavos de la Sinagoga de Satanás.