Twitter bloquea la cuenta en la que se pide la absolución para los condenados de Blanquerna.

No podemos fumar, no podemos salir sin mascarilla, no podemos salir sin un salvoconducto en breve y ahora tampoco se pede pedir la libertad para unos condenados sin duda con la categoría de políticos.

Todavía hay quien se rasga las vestiduras cuando decimos que no hay libertad de expresión y se las rasgan aquellos que salen a la calle a la hora que les dicen, con la vestimenta que les dicen y por el camino marcado.

Y todo esto sin una mínima reacción popular. España no te conozco.