El Sindicato de Bomberos, federado en CSIT UNIÓN PROFESIONAL (organización mayoritaria en el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid) denuncia el estado de ruina absoluta del Parque de Bomberos de Torrejón de Ardoz y recomienda el cese de actividad en él para evitar riesgos en la salud y seguridad de los bomberos que en él trabajan.

 

Hace mas de un año, nos vimos obligados a interponer una denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social debido a las condiciones del centro de trabajo. Lamentablemente, los requerimientos que emitió la Inspección al respecto, han sido incumplidos por la Jefatura del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid. Incluso a pesar de que, por parte de la Administración de la Comunidad de Madrid, se informó del comienzo de una gran obra que llevaba proyectada desde el año 2019, todo ha quedado en papel mojado.

 

Esta situación, que ya era precaria en el momento de nuestra denuncia, se ha recrudecido de tal forma que está afectando a la seguridad y salud de los trabajadores. Debido a la inacción de la Jefatura del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, nos hemos visto obligados a volver a denunciar ante la Inspección de Trabajo e interponer también una denuncia por la vía administrativa contra los responsables del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

 

A día de hoy, son incontables los puntos críticos del centro de trabajo por lo que, desde el Sindicato de Bomberos consideramos que debería cesar la actividad en el mismo hasta que no se subsanen los graves problemas.

 

-  La carencia de calefacción a gas provoca que todo el edificio este lleno de radiadores eléctricos que no son funcionales dado que la gran mayoría de puertas del hangar están averiadas y la fuga de calor es constante. Es un despilfarro económico y energético del que alguien debería hacerse responsable porque estamos hablando de cientos de miles de euros gastados en electricidad que provienen de los impuestos de los contribuyentes.

-  La filtración de aguas residuales y de lluvia está provocando que los EPIs de los trabajadores se vean afectados y se ha decidido por parte de la Comunidad de Madrid aprobar un gasto de obra menor para realizar una reforma de las cañerías de la zona afectada pero la propia empresa ha reconocido que no va a valer de nada porque hay que levantar todas las cañerías del Parque porque las arquetas interiores están fuera de normativa y permiten la filtración de agua y malos olores. La realización de esta obra, obliga a los profesionales a dejar a la intemperie los camiones de bomberos dejándolos expuestos a bajas temperaturas y agua de lluvia.

-  El mal estado de algunos de los camiones que se encuentran aparcados en el patio del Parque ha provocado que se filtre el agua de lluvia de estos últimos días afectando a herramientas y material de seguridad tan crítico, como es el material de rescate de altura que, de forma literal, los bomberos se han visto obligados a darlo de baja, han procedido a tenderlo para que se seque a la espera de que una empresa especializada lo revise y certifique que es apto para su uso.

-  Es preocupante el estado de la fibra de vidrio que cubre todos los falsos techos del Parque porque al ser un material en desuso en el interior de las edificaciones y, debido a su antigüedad, se está deteriorando de tal forma que puede provocar afectación a las vías respiratorias de los trabajadores.

 

Desde el Sindicato de Bomberos nos preguntamos a donde está yendo a parar el presupuesto económico de UNESPA (mas de 500.000 euros anuales) que, aunque le corresponde al municipio de Torrejón de Ardoz, lo percibe la Comunidad de Madrid con la obligación de que sea invertido de forma directa en las obras de mejora de las instalaciones de Bomberos y compra de materiales y equipos.