La Asociación Unificada de Guardias Civiles ha informado este miércoles de la muerte del agente Pedro Alameda, de 37 años y sin patologías previas, que llevaba varios días ingresado en el centro hospitalario Quirón de Alcorcón. Se trataba de un agente que prestaba servicio con normalidad en Retribuciones y se trata del primer agente de la Guardia Civil fallecido durante el brote.

«Desde la familia de AUGC queremos expresar nuestra desolación ante esta tragedia, que se une a la de las más de quinientas familias en España que han perdido a un ser querido ante esta epidemia», dice el comunicado de la asociación, que destaca del agente Alameda que fue «un guardia civil comprometido con su trabajo, servicio a la sociedad y dispuesto a ayudar a sus compañeros siempre que le necesitaron».

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha lamentado el fallecimiento del guardia civil y ha enviado sus condolencias a la familia a través de Twitter. 

El agente fallecido deja una hija de cinco años. «Carecía de patologías previas y antes de contraer la enfermedad prestaba su servicio con normalidad», subraya el comunicado de la AUGC.