Ayer fue un día enormemente triste para el pueblo de Torrelaguna, falleció la hermana Petra.
 
Algunos la recordarán como aquella maestra que les ayudó a dar esos primeros pasos, alguien que en el colegio aleccionó a generaciones de Torrelagunenses a lograr mediante el  arduo esfuerzo y el duro trabajo aquello que se propusieran.
 
Los más jóvenes tendrán la imagen de esa monja a la que siempre veías pasear por las calles del pueblo con porte sereno pero de fondo afable, con carácter pero siempre dispuesta a dar unas palabras de consuelo a quien las necesitara.
 
Nos ha dejado una persona enormemente vitalista que trabajó durante 46 largos años por y para nuestro pueblo de manera inagotable, cuyo tesón en pos de ayudar a los más necesitados la llevó a organizar decenas de mercadillos, cenas y rifas solidarias, siendo a la par la fundadora de la casa de convivencias y la gran valedora de Cáritas, institución que llevó de manera ejemplar durante décadas en Torrelaguna y que a día de hoy sigue proporcionando alimentos a los colectivos más desfavorecidos.
 
Pese a ser originaria de Salamanca la sentimos como nuestra y es que todo lo que hizo aquí contribuyo de manera incuestionable a que esta noble villa y quienes vivimos en ella fuésemos mejores.
 
Gracias y hasta siempre, descanse en Paz.
Comunicado del PP de Torrelaguna