La asociación Tu Abandono Me Puede Matar tiene la obligación de transmitir a la opinión pública la realidad de las prisiones españolas, por eso lamentamos denunciar, que desde el inicio de las pasadas fiestas navideñas, cuatro internos de este Centro Penitenciario han fallecido por diversas causas (presunta sobredosis, suicidio...), pese a la gran profesionalidad y entrega de los trabajadores penitenciarios, que, por el contrario, en estas mismas semanas, sí consiguieron salvar la vida de varios internos, frustrando intentos de suicidio (por ejemplo, tres veces en el departamento de Aislamiento sólo la semana pasada) y detectando rápidamente otros casos graves de sobredosis (uno de ellos permanece en atención hospitalaria).

Las prisiones españolas acumulan un déficit de más de 3000 vacantes de personal de vigilancia y atención directa a los reclusos, un 15% del total de toda la plantilla. En el caso de la Sanidad Penitenciaria, las vacantes no cubiertas suponen un 50% del total de la plantilla de Médicos por ejemplo, ocurriendo algo similar en el cuerpo de Enfermeros y de Psicólogos. En orden a la sanidad penitenciaria existe además un flagrante incumplimiento de la Ley de Transferencias del 2003, por la cual las Comunidades Autónomas debían hacerse cargo del sistema.

WhatsApp_Image_2021-01-12_at_19.31.05_2

Las muertes por “sobredosis” con ingesta masiva de medicación, que se están produciendo, se deben a varios motivos claros como son: La gran sobrecarga de trabajo que arrastran los pocos Médicos que existen en plantilla, la tremenda sobrecarga de trabajo y asunción de múltiples responsabilidades del Cuerpo de Enfermeros, el déficit ya mencionado de personal del área de atención directa y vigilancia, la falta de Auxiliares de enfermería que provoca que el reparto de medicación se debería efectuar durante el fin de semana o puentes largos sea repartido los viernes acumulado en una bolsita para su autodispensa por parte del interno.

La pandemia del COVID ha impactado sobre un total abandono de la Sanidad Penitenciaria, lo que está poniendo en riesgo la salud de los internos y la propia seguridad interior los establecimientos. En concreto en el Centro Penitenciario de Albocásser, no hay Médico durante los fines de semana y festivos, siendo las guardias Médicas mediante la formula de “guardias no presenciales” , quedando si atención directa 1000 internos, ademas de los trabajadores. Con el riesgo de altercados y lesiones que son habituales cualquier día en una prisión.

WhatsApp_Image_2021-01-12_at_19.31.05_1

Esta precaria situación ha mostrado un riesgo añadido con la llegada del temporal de nieve el pasado fin de semana, quedando el Centro aislado durante la mañana del sábado y obligando a los profesionales a realizar turnos de más de 28 horas.

Desde nuestra asociación queremos volver a denunciar la situación de violencia de todo tipo y estrés constante que se vive en el interior de las prisiones, por la falta alarmante de efectivos y medios materiales para sofocar incidentes como las autolesiones en intentos de suicidio, así como las constantes agresiones, que suelen ser habituales en un Centro como el de Albocàsser, que reúne a internos muy conflictivos y especialmente peligrosos y que, por la lejanía de las áreas urbanas, es percibido por los reclusos como Centro de “desarraigo” o de “castigo” con respecto a sus familias y amigos.

La Administración Penitenciaria no atiende ninguna de las reivindicaciones de los Funcionarios y del resto de trabajadores de Prisiones, como son la equiparación salarial, el nombramiento como agentes de autoridad o el aumento de plantillas. En concreto, y pese a las difíciles circunstancias de esta prisión, el Ministerio de Interior no la considera de categoría “Especial”, reservando esta calificación solo para las prisiones de Pais Vasco y Navarra.

Se maquillan las estadísticas, se califican como leves, agresiones graves, y el colectivo es silenciado y amedrentado con expedientes disciplinarios que se han justificado por el simple hecho de acudir a la opinión pública y contar en medios de comunicación realidades que molestan al Gobierno en su afán de ocultar lo que sucede tras los muros de una Prisión. Esta asociación que cuenta con más de 4.000 socios repartidos por toda la geografía española (salvo Cataluña que tiene las competencias asumidas) cuenta con el aval de una consulta que realizamos en septiembre al conjunto de la plantilla sobre la idoneidad de que el conjunto de la plantilla de Prisiones este regulada como un Sector Propio y dejemos de estar incluidos dentro del conglomerado de la Administración General del Estado AGE. Esta Sectorización en Prisiones la percibe más del 90% de los consultados como de “vital importancia y necesidad”, debido a nuestras particulares funciones y el medio tan especifico en el que desarrollamos nuestro complejo y duro trabajo, que por otro lado en nada se parece al trabajo de los funcionarios administrativos de la Administración General del Estado AGE, donde orgánicamente estamos diluidos en una mesa de negociación colectiva que nunca nos ha representado y de la que queremos salir y crear una Propia de Sector, alejados de mesas delegadas que ya hemos comprobado que solo sirven para justificar horas sindicales y liberados sindicales.

WhatsApp_Image_2021-01-12_at_19.31.05