Desde estas líneas he reflejado en numerosas ocasiones los destrozos que sufre a diario nuestro patrimonio por malas restauraciones, abandonos clamorosos de edificios protegidos y por los pelotazos inmobiliarios que jalonan nuestra geografía, de los que parece no aprendemos.

Hoy les hablaremos de la pérdida a la que está abocada una joya en uno de nuestros municipios serranos más emblemáticos, el Palacio Pimentel o del Marqués del Pozo en Torrelaguna, en connivencia con la falta o la incorrecta acción de los que se suponen son servidores del interés público. En este caso es el propio Ayuntamiento de Torrelaguna el que ha ordenado su derribo.

UN POCO DE HISTORIA:

Lo primero que debemos hacer es destacar la figura de don Juan Antonio Pimentel de Prado y Olazábal, prócer oriundo de Torrelaguna nacido en 1626, que destacó como militar y gobernador español en Flandes y fue nombrado en 1693 primer marqués de la Florida-Pimentel.

Su nieto don Pedro Pimentel, III Marqués de la Florida-Pimentel, fue famoso por ser vice protector de la Real Academia de San Fernando entre 1779-1789 y benefactor de la villa de Torrelaguna, quien muy probablemente levantó este palacio a finales del siglo XVIII.

De ahí que se conozca históricamente el edificio como “Palacio de Casa Pimentel” o también la “Casa-Palacio del Marqués de Pimentel”.

Otro título nobiliario muy vinculado al palacio fue el marquesado de la Gándara Real. No obstante, el aspecto decimonónico de la fachada que hoy contemplamos se debe a la reforma de los últimos propietarios que lo habitaron: a don Martín Esteban y Muñoz, I marqués de Torrelaguna (título otorgado en 1895 por la regente María Cristina) y a su mujer, doña Benita Fernández del Pozo y Ramírez de Arellano, por la cual el inmueble adquiere el sobrenombre de Palacio del Marqués del Pozo.

Con el tiempo, el marquesado de Torrelaguna pasó a los Fernández de Córdoba y Gil de Quintanilla.

El último propietario conocido fue el señor Conde consorte de Castuera, don Faustino Gironza Gómez-Bravo, primo del actual marqués de Torrelaguna. Tras ello, por una serie de circunstancias pasó a la figura de doña Celia Abad Martín, como así consta a día de hoy en el registro de la propiedad.

 

UN ANUNCIO DE INMOBILIARIA

Los crímenes contra el patrimonio a menudo aparecen publicados donde nadie los buscaría, en este caso, en el portal inmobiliario Indomio:

 Captura_de_Pantalla_2022-06-01_a_las_11.56_.15_

Fíjense en los detalles, aquí lo grave es la frase: “edificio en derribo para construcción de residencial

No son conscientes quizá que la normativa municipal, dentro del casco histórico de Torrelaguna, permite sólo (vivienda unifamiliar o bifamiliar), y aquí nuestra sospecha, ¿Se cambiará la normativa municipal? ¿Se avecina un pelotazo con conocimiento del Ayuntamiento?

Veamos, mientras exista un ayuntamiento que consiente y lo fomenta, para posible promotor es mejor un solar virgen de 619 m², que un edificio histórico con la carga de tener que proteger y respetar ciertos elementos. Patrimonio, que no olvidemos, está protegido y es de todos.

¿Puede hacer esto mismo un ayuntamiento? Pues está claro que no, por razones legales, que se están saltando desde los servicios técnicos municipales.

 

PROTECCIÓN LEGAL DEL EDIFICIO:

1.-  BIP. -El edificio tiene la protección legal de BIP (BIEN DE INTERES PATRIMONIAL). Esta protección es estructural para todo el edificio. Aparece en el visor web del PORTAL DEL SUELO de la Comunidad de Madrid como como lugar destacado, con resalte en color marrón oscuro, estando en concomitancia con la Iglesia Parroquial de la Magdalena del siglo XV, el antiguo pósito de 1514 actual Ayuntamiento, el Hospital de la Trinidad o los conventos de las Carmelitas de la Caridad y el de las Hermanas Concepcionistas del siglo XVI.

2.- INTEGRANTE DE UN BIC CASCO HISTÓRICO DE TORRELAGUNA. - Forma parte de un todo, el casco histórico de Torrelaguna, en la medida que la historia nos ha legado este rico patrimonio indicado anteriormente, que es BIEN DE INTERÉS CULTURAL, la máxima protección legal al patrimonio cultural español.

Tal como figura en el listado de la Comunidad de Madrid, se procedió a la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico (declarado inicialmente Conjunto Histórico-Artístico en 1974), debido a la suma de “numerosos ejemplos de arquitectura doméstica, casas-palacio, casonas y casas urbanas, desde los siglos XVII y XVIII hasta nuestros días”.

La desaparición de un elemento principal, como lo es el Palacio del Marqués del Pozo del siglo XVIII, provoca que el conjunto se rompa y por tanto la declaración de BIC para Torrelaguna debería peligrar o quedar seriamente cuestionada.

Según la legislación de la CAM: “BIC Conjunto Histórico es la agrupación de bienes inmuebles que configuran una unidad coherente con valor histórico y cultural, aunque individualmente no tengan una especial relevancia” (Bienes del Patrimonio Histórico. Comunidad de Madrid)

3.- CATÁLOGO DE PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO DE TORRELAGUNA, redactado el 21 de septiembre de 1994, con nombre oficial de “Casa-Palacio del Marqués de Pimentel”, número de orden “10” y grado de protección 2º. Sorprende sobre todo que el uso propuesto por parte del ayuntamiento sea “cultural y educativo”. Cuidado con lo que se escribe, mientras esto abre la puerta a utilizar y rehabilitar el edificio para todo un municipio y sus visitantes, lo que vemos a continuación es la definición típica de un PELOTAZO URBANÍSTICO.

 

INCLUSIÓN EN LA LISTA ROJA DE HISPANIA NOSTRA.

Desde el 19 de mayo de 2022, figura como bien cultural en riesgo de desaparecer, dentro de la prestigiosa Lista Roja del Patrimonio:

 Captura_de_Pantalla_2022-06-01_a_las_11.57_.12_

Solo fíjense en la foto: el Palacio, el edificio del antiguo pósito (actual Alfolí de la Sal) y la Iglesia con hechuras de Catedral. Esto es lo que se va a perder.

Casi ningún periódico se ha hecho eco de la noticia, como suele ser lo habitual, supongo que interesan más las pandemias con origen en murciélagos o monos cuando conviene, que denunciar la pérdida irreparable de nuestro patrimonio.

MAPA TURÍSTICO Y CULTURAL DE TORRELAGUNA.

Sorprendentemente, el palacio figura como uno de los elementos turísticos a visitar en el folleto turístico oficial del Ayuntamiento de Torrelaguna: “Nº22 Palacio del Marqués del Pozo”

Si lo derriban, en el número 22 deberían cambiarlo y poner “solar para construcción de residencial”.

LO QUE HEMOS PERDIDO YA

El palacio se recoge en el libro: “Arquitectura y desarrollo Urbano, págs. 1035 y 1036”, obra de 1999 coordinada por los arquitectos Amparo Berlinches y Alberto Humanes, y con redacción y trabajo de campo e investigación de la arquitecta Pilar Martín-Serrano García.

Aquí aparece una descripción del palacio absolutamente espectacular, que debería hacernos saltar todas las alarmas ante el riesgo inminente de derribo, ya que no hay documentación gráfica sobre esto en ningún sitio: “[el Palacio del Marqués del Pozo] conserva en su interior gabinetes ochavados decorados con papeles pintados de la Época de Fernando VI [1746-1759] conteniendo motivos de la flora americana". El derribo supondría la pérdida de posiblemente el único palacio de Torrelaguna (y de toda la Sierra Norte) que conserva salones con carácter palaciego con arquitectura de interiores y detalles decorativos originales del siglo XVIII. Puesto que ningún informe técnico los ha tenido en cuenta desconocemos exactamente qué aspecto tienen para poder ilustrarlos.

Es más, sabemos que la mayoría de ellos están ocultos con un elucido de yeso que hicieron los padres de la actual propietaria en los años 70 para alquilar zonas del edificio, otro ataque que produjo la degradación acelerada del edificio (¿Sería lo que querían?)

Captura_de_Pantalla_2022-06-01_a_las_11.58_.13_

Vista de la situación, derrumbe de cuerpos posteriores en 2019 y sección de bodega.

ELEMENTOS SINGULARES:

A fin de despertar la curiosidad por su singularidad tipológica y artística, procedemos a enumerar los siguientes:

A) Esquinazo en proa con ángulo agudo

B) Zócalo de sillares labrados y escuadrados en piedra de Redueña (s.XVIII).

C) Rejería original de forja del siglo XVIII (vanos de plantas bajas y buhardilla)

D) Decoración de estuco en alfices y molduras de ventana y pilastra jónica en esquinazo (reforma alfonsina del XIX)

E) Alero pronunciado con canes de madera en perfil pecho paloma con aires de arquitectura montañesa.

F) Limatesa curva muy orientalizante

G) Balcones señoriales en fachada principal, con balconada de hierro de fundición de finales del XIX. Contraventanas de lamas de madera de la misma época.

H) Distribución interior con gabinetes ochavados y decoración mural de la Época de la Ilustración (cit.)

I) Puertas originales del XVIII y XIX en interiores y puerta principal.

J) Pies derechos de madera con esquinas ochavadas, zapata horizontal y basamento de piedra.

K) Forjados a base de vigas de madera sección cuadrada en perfecto estado los de la planta baja.

L) Fachada decorada con técnica de trampantojo, imitando sillares neoclásicos

M) Por último, lo más llamativo es que el edificio tiene un SÓTANO ABOVEDADO, a modo de bodega, formada por dos pasillos con bóvedas de cañón en piedra caliza, totalmente transitable, según el esquema indicado más arriba.

Es decir, estamos ante una estructura sólida de muros gruesos, lo único que puede hacer peligrar la estabilidad de todo el edificio es un agujero en la techumbre que apareció, como en tantos tejados, por la borrasca Filomena, algo perfectamente reparable. Un derribo, además de una pérdida irreparable para el municipio de Torrelaguna, supone un coste absolutamente desproporcionado.

Captura_de_Pantalla_2022-06-01_a_las_11.58_.49_

Aquí podemos ver como la desidia y la especulación urbanística “se comen” poco a poco el edificio

¿Será este artículo suficiente para que despierten las conciencias de los habitantes de Torrelaguna? ¿Servirá esta denuncia para detener este crimen contra el patrimonio? ¿Para qué sirve la protección BIC del casco histórico de Torrelaguna si luego ocurren estas cosas?

Desde luego, en este municipio hay pérdidas tan graves como para necesitar, al menos, otro artículo.


Agradecemos al ilustre vecino de Torrelaguna y buen amigo don Mariano José Cid, por su profunda amabilidad y predisposición siempre en colaborar con nosotros, respondiendo amablemente a las consultas que le hemos ido haciendo.

 

Juan Ramón Arcos Conde

Especialista En Patrimonio Arquitectónico

Santiago Durán García

Arquitecto Técnico (UPM) MDI Máster En Dirección Inmobiliaria (UPM) EEM Gestor Energético Europeo (UPM European Energy Manager)

  1. 519.717 www.sduran.es/santiagodurangarcia@gmail.com /LinkedIn Santiago Durán.

BIBLIOGRAFIA:

“Arquitectura y desarrollo Urbano, Tomo IV, págs. 1035 y 1036”. Año 1999 autores: Amparo Berlinches y Alberto Humanes

https://listaroja.hispanianostra.org/ficha/palacio-de-casa-pimentel-o-palacio-del-marques-del-pozo/

Catálogo de Bienes Protegidos de Torrelaguna, página 9. Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal redactado en 1994.

Listado BIC Comunidad de Madrid, páginas 368 y 369.

Actas de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Torrelaguna

Arquitectura y Desarrollo Urbano de la Comunidad de Madrid, Tomo IV, páginas 1035 y 1036.

 Captura_de_Pantalla_2022-06-01_a_las_11.59_.27_

Catálogo de Bienes protegidos con los usos actual y propuesto para el palacio