AGENTES DEL Cuartel Guardia Civil Torrelaguna y de la Policía Local de Venturada DESMANTELAN UNA PLANTACIÓN INTERIOR DE MARIHUANA, EN UN CHALET ALQUILADO DE LA URBANIZACIÓN LOS COTOS DE MONTERREY (VENTURADA).

La investigación se inició tras localizar los agentes una vivienda ubicada en una urbanización de la localidad de Venturada, a la que acudían con asiduidad los ahora detenidos, saltándose el estado de alarma, alternando sus visititas para evitar ser denunciados en caso de ser identificados.
 
Ante las fundadas sospechas de que en el interior del domicilio pudiera albergarse algún tipo de actividad delictiva, se procedió la semana pasada a la entrada y registro de la vivienda de Venturada,  donde los guardias civiles hallaron una plantación de marihuana distribuída por toda la vivienda en avanzado estado de germinación.
 
En el interior de la vivienda se localizó a dos personas, que eran los encargados del cultivo y cuidado de las plantas y sobre los que los agentes habían centrado su investigación, procediendo a su detención. Así mismo se intervinieron 587 plantas de marihuana, documentación, fertilizantes, lámparas y maquinaria para la elaboración y cultivo de sustancias estupefacientes. También se detectó un “pinchazo” en la red eléctrica, realizado para desvirtuar el alto consumo eléctrico y pasar desapercibidos.
 
Fruto de la investigación, los agentes encontraron indicios que les hicieron sospechar  que en el municipio toledano de Illescas pudiera encontrarse otra vivienda relacionada, procediendo a abrir una segunda fase para el esclarecimiento de los hechos.
 
Por ello el cuatro de abril se procedió a la entrada y registro de esta vivienda, hallando los agentes sacos que contenían más de 8 kilogramos de marihuana, 3.000 euros en moneda fraccionada, garrafas de fertilizantes, 2000 gramos de MDMA, básculas y envasadoras. Además procedieron a la detención de las cuatro personas que se encontraban en la vivienda.
 
Los detenidos son seis hombres de origen albanés, con edades comprendidas entre los 30 y los 45 años de edad a quienes por estos hechos se les imputan delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.