A primera hora de la mañana de ayer, día 24 de Marzo, numerosos vecinos del barrio vallisoletano del 4 de marzo, se hacían eco de que operarios municipales estaban retirando el monumento a Jesús Aramburu, impulsor de la construcción del barrio y que estaba situado en la Calle Falla. Para dicha operación se estaban utilizando un camión pluma y varios operarios municipales.
 
El ayuntamiento lleva varias semanas actuando en esa calle para renovar la red hídrica y mejorar la movilidad y el aparcamiento, tan problemático en dicha zona. Qué mejor ocasión que dichas obras para retirar el monumento a Jesús Aramburu, promotor de los 1947 pisos que forman el barrio y que estaban planificados para aliviar la carencia de vivienda durante la posguerra. Un barrio de los más modernos de España formados por viviendas de 80 y 120 m2, 23 locales comerciales y un grupo escolar.
 
Ese monumento llevaba allí desde el 11 de septiembre de 1959 y era querido y apreciado, hasta tal punto, que en el pasado mes de diciembre se procedió a limpiar dicho monumento deteriorado por la contaminación. Cosa que no gustó a la Red de Memoria de Izquierda Unida de Valladolid que lamentaban "la limpieza del monumento franquista en homenaje a Jesús Aramburu, Gobernador Civil e impulsor del barrio llamado Cuatro de Marzo." . Aún no sabemos si les molestaba la operación de limpieza o si Jesús Aramburu fuera el promotor de cientos de viviendas sociales para las familias vallisoletanas vulnerables en ese tiempo.
 
En los próximos días, Falange Española de las JONS, trasladará varias preguntas al Concejal del Área de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, tales como, ¿Dónde está actualmente el Monumento? ¿En qué condiciones está almacenado? ¿Cuánto dinero se ha presupuestado para realizar dicha operación? O ¿Se tiene previsto volver a reinstalar el monumento una vez concluidas las obras en la Calle Falla?