Falange Española de las JONS Valencia, despide a su Jefe Provincial D.Marcos Hermida. No era un señor más, no era una persona del montón. Parece un tópico hablar bien de los que se van, pero en este caso todo lo bueno que se pueda decir es poco.

Educado, galante, servicial, sereno, sincero, hombre de palabra, con honor, con semblante serio pero amable y cariñoso, siempre viendo el lado bueno y con gran fe en Dios, ese Dios que se lo ha llevado porque era demasiado bueno para estar entre mortales y lo quiere para la vida eterna a su lado. Este Dios que en su gesto de bondad en llevárselo para que no sufriera más por temas terrenales nos dejó huérfanos.

Uno suele sentarse en una silla a descansar, esta silla suele tener cuatro patas, pues nosotros no podemos sentarnos, nos hemos quedado con una silla de tres patas.

Alcanzó el grado más alto de Falange y no me refiero a nombramientos, me refiero a la Ética y Estilo que caracteriza a un falangista, es nuestro ejemplo a seguir, nuestro lucero más brillante.

En la sede de Valencia tenemos una extensa biblioteca con libros casi imposible de conseguir, donde quien lo necesite puede consultar cualquier duda. Esa biblioteca se va a llamar “ Biblioteca Azul Marcos Hermida” así su nombre perdurará en el tiempo y será recordado por futuras generaciones. Cierto que para nosotros nunca será olvidado pero cabe recordar que todos somos efímeros, en algún momento nuestro ser pasará a otro nivel dejando paso a otros falangistas que seguirán con nuestra labor, quizá muchos de nosotros no seremos más que un nombre en un papel pero Marcos siempre estará presente en nuestra sede a través de nuestra biblioteca.

En estos momentos tan difíciles para nosotros no debemos bajar los brazos, honraremos la memoria de Marcos trabajando por nuestra causa con más fuerza si cabe, haremos que desde donde esté se sienta orgulloso de nosotros. Vamos a tratar de llevar a Falange Española de las JONS Valencia a lo más alto, no desfallecerán nuestras fuerzas, ni nuestro ánimo, estemos donde estemos así lo haremos, ya que él era incansable, incluso estando ya muy débil seguía peleando con nosotros.

Tu familia azul te despide en un “hasta pronto”.

¡CAMARADAS! Camarada Marcos Hermida ¡PRESENTE!