Poner continuamente el foco en la “Okupación”, y las leyes que se realizan a favor o en contra de la misma, no nos deja ver más que una rama de un árbol muy extenso.

En este 2021 nos estamos dando cuenta, a través de las noticias, que ante una situación de incertidumbre como la que nos encontramos, con una vacuna que tardará todavía, no en llegar, si no en alcanzar a un porcentaje importante de la población, las inversiones, (las empresas, los particulares) no están dispuestos a arriesgar su dinero en el sector inmobiliario.

Las promociones de vivienda nueva o protegida no arrancan, y los que tienen un inmueble en los que se va el inquilino no la reforman, lo la devuelven al mercado.

Los pueblos sin fibra óptica, sin servicios, o sin transportes en condiciones, no van a desarrollarse por arte de magia, nadie va a invertir en ellos.

EL PROBLEMA

Por el contrario, el problema de la vivienda está ahí, existen viviendas vacías y gente en la calle.

Lo que estos problemas no nos dejan ver es que existen asociaciones, como Hogar sí que, a diferencia de nuestros políticos, si tienen un plan para sacar a la gente de la calle.

No se trata de okupar una casa, regalar los servicios y luego ver qué pasa, protegido por las leyes.

El programa de Hogar Si de Fundación Rais busca la recuperación de gente que está en la calle, pero de verdad, sin acceso a cochazos ni a grandes televisores.

Según la web de Hogar Si, “En España hay, al menos, 33.000 personas viviendo en la calle. El sinhogarismo es un fenómeno complejo que tiene su raíz en la desigualdad económica, la exclusión social, la falta de acceso a derechos básicos y la invisibilidad de las personas que lo sufren. Nuestro objetivo es solucionar el problema del sinhogarismo. Porque no nos conformamos con gestionar situaciones de exclusión social apostamos por el desarrollo de metodologías innovadoras y por la evaluación del impacto que nuestro trabajo tiene en la vida de las personas”.

Captura_de_pantalla_2021-01-02_a_las_18.13.01

Documento de propuestas para acabar con el “Sinhogarismo” de Hogar Si

 

El 44% de las personas que viven en la calle llevan más de tres años en esta situación, 8.000 personas viven y duermen cada día en la calle en España, y el 74% de las plazas en alberges están orientadas a una estancia temporal

 

El programa de reinserción ha dado resultado en países como Estados Unidos, Canadá y Finlandia, y son la evidencia de que es posible terminar con el sinhogarismo crónico en nuestras ciudades.

Según este artículo de La Razón, en España existen 33.000 personas sin hogar, a nivel estatal, y este pasado diciembre terminó el Programa 2015-202 a Estrategia Nacional Integral para Personas Sin Hogar (ENIPSH)0, Desde la aprobación de la estrategia en 2015, ningún presupuesto ha contenido una partida específica para el sinhogarismo. Esto ha producido que las actuaciones para atenderlo hayan terminado en la mayoría de las ocasiones en cajones de sastre como el plan concertado de servicios sociales o las subvenciones a cargo del 0,7% del IRPF que se conceden a las entidades del tercer sector, ONG fundamentalmente y entidades como la Fundación RAIS. En definitiva, una financiación genérica culmina en actuaciones genéricas, deslavazadas y sin carácter estratégico.

 

¿Si el problema es la falta de vivienda, por qué no dar una seguridad jurídica a sus propietarios para que puedan alquilarlas? ¿Por qué no facilitar subvenciones a la reparación, mejora de eficiencia energética de estas viviendas?

 

Si ustedes tuvieran una vivienda y ayudas para rehabilitarla, mejorar las instalaciones, garantías de pago de alquiler o de que el inquilino se irá sin destrozar a sin mantenerla correctamente, ¿No estarían más dispuestos a alquilarla? ¿No sería un buen plan de jubilación?

 

30% de las personas sin hogar sufre enfermedades graves.

30 años menos de esperanza de vida Tienen las personas sin hogar.

31% de las personas sin hogar han intentado suicidarse.

 

No nos damos cuenta que a quien perjudica realmente la okupación con K es a esos jóvenes que no encuentran oferta de alquiler en el mercado, esos hogares que no se forman por estar cada uno en casa de sus padres, esos niños que no nacen al carecer de una seguridad sus padres, de un mercado en competencia en lugar de cagado de miedo porque les puedan expropiar, okupar, y privar legal o ilegalmente de sus posesiones.

Si el 88 % de los propietarios de estas viviendas son particulares, ¿Por qué legislar sólo para los grandes propietarios y no para dar seguridad jurídica a todos?

Si en su casa tienen dos coches, ¿Querría que le pudieran quitar legalmente las llaves de uno de ellos, sólo porque otra persona no lo tiene?

No seamos sectarios, no busquemos culpables, para el fomento de una actividad (el alquiler) hay que dar una seguridad jurídica. ¿O renovaría usted su coche pensando que se lo pueden expropiar o destrozar?

 

47% de las personas sin hogar ha sufrido un delito de odio.

87% de estas agresiones no son denunciadas.

26% de las mujeres sin hogar se encuentra en esta situación por haber sufrido violencia.

 

Con la crisis y la pérdida de empleos, esta situación sólo puede ir a peor, siendo la pérdida de trabajo una de las principales causas de que las personas se queden en la calle. Ojo, que no las nuevas leyes podrían quedarse en la calle incluso tendiendo un piso con un inquilino que no les paga:

La vida de muchas personas sin hogar está marcada por la crisis económica, el paro de larga duración y la precariedad.

Según el programa Hogar Sí, “ante un mercado laboral tan competitivo como precario, con bajos salarios y altas tasas de desempleo, la probabilidad de conseguir ofertas adaptadas a los procesos de las personas sin hogar, es muy escasa. Sin embargo, tener un empleo es clave para recuperar una vida autónoma”.

 

56% de los Sin Techo en Madrid, indica que el principal motivo por el que terminó viviendo en la calle fue por la falta de trabajo.

52% de los Sin Hogar están buscando un empleo. El 38% llevan entre 1 y 3 años buscándolo.

14% de los sin hogar alojadas trabajan y no pueden pagar el acceso a una vivienda.

 

¿LA SOLUCION?

Hay más de 30.000 personas viviendo en la calle, y eso no se soluciona okupando viviendas, que realmente son infraviviendas enganchadas a la luz y sin agua. Se soluciona con un hogar, con una estabilidad, con unas garantías y cumpliendo la ley.

Que no le cieguen los profesionales de la Okupación, los que de verdad necesitan un hogar son otros colectivos que no están teniendo ese hogar recogido en la Constitución, por la tibieza de las leyes y los políticos con los Okupas.

¿Han pensado que los más necesitados pueden ser los más perjudicados por estos Okupas? Fíjese en lo que de verdad importa, no en el que tiene mucha cara y muchos cochazos, sino en el que no tiene nada, y en el que teme perder lo que tiene y dejarlo que se caiga.

Al final, todos podemos quedarnos sin hogar, estamos sólo a tres malas decisiones de quedarnos en la calle, incluso, en el caso de que nos okupen nuestra propia casa.

Santiago Durán García

Arquitecto Técnico (UPM) MDI Máster En Dirección Inmobiliaria (UPM) EEM Gestor Energético Europeo (UPM European Energy Manager)

M. 618.519.717 www.sduran.es /santiagodurangarcia@gmail.com /LinkedIN Santiago Durán