Las empleadas de una panadería de la Meridiana, en Barcelona, están soportando las reiteradas visitas a su lugar de trabajo de elementos del independentismo, que de forma insistente las vejan y acosan con gestos, insultos e improperios, recriminándolas por su presencia en Cataluña y amenazándolas con denunciarlas por no saber hablar catalán.
Tras hacerse público un vídeo que mostraba las vejaciones a las que eran sometidas, se han producido más episodios de este tipo.

Español está en contacto con las empleadas y prepara ya una denuncia penal. Se estudia una denuncia por coacciones, acoso, odio y tal vez también amenazas. La entidad pro libertad de elección de lengua, presidida por la profesora Gloria Lago, quiere advertir a todo aquel que tenga intención de hostigar a estas trabajadoras, que cada afrenta contra ellas será un ataque contra todo el equipo y los colaboradores de la asociación y que no escatimaran en medios para asegurarse de que cualquiera que las hostigue pague por ello. Se trata de unos actos de xenofobia dirigidos desde una posición de dominio sobre unas trabajadoras que se ganan la vida honradamente, por el simple hecho de hablar español. La panadería está situada enfrente del lugar donde los independentistas llevan a cabo los cortes de tráfico. En estos actos participa lo más granado y adoctrinado del separatismo, instigado desde partidos y desde la propia tribuna de oradores del Parlamento de Cataluña.

Ve el VIDEO aquí: