Mi antiguamente amada Madrid, hoy hondísmo asco, tras pasearla y fotografiarla: hogaño, pues, Villana y Cortesana. Jamás se vio un Madrid tan feo, tan sucio, tan repugnante. Vayas donde vayas, preferentemente en el Sur cada vez más depauperado, pero también en Norte (qué decir, sin ir más lejos, del parque de Las Tablas). Descuido, abandono, negligencia, bochorno, lo que gusten. Repulsión. Alcorques vacíos, aceras devastadas, multitud de basura pavimentando las rúes. Lo dicho, este verano de escasas lujurias y azoteas ya pueden ir comprando ratoneras, porque va a transcurrir matritense canícula en un completo estercolero.

Salesas, dizque zona chic

 

 

Mi querida plaza de Tirso deviene muladar

 

 

Junto al metro de Alvarado, número 1 de la calle Palencia

 

 

O en la zona VIP de Cuzco, calle Panamá

 

 

Papeleras rebosadas, condones en el parque, cajas sin retirarse

 

…Pues eso. A quien corresponda. A Carapolla o toda la chusma que ensucia y degrada y deshonra una ciudad antaño limpia y disfrutable. Hoy, no. En fin.