Autor: Doctor Gérard Delépine

Esto es lo que puede hacer temer la reciente evolución de la epidemia en los países actualmente más vacunados, según los datos proporcionados por la OMS. Evolución en Israel desde la vacunación Los medios de comunicación coronan a Israel, el campeón de la lucha contra la covid-19 con la vacuna Pfizer [1 ].

Excelente operación para Pfizer que obtuvo un aumento de precio del 40% por esta prioridad dada a Israel. Desde el 20 de diciembre, se han vacunado en 24 días más del 20% de los israelíes (dos millones de personas).

Pero desde esa fecha, según las cifras de la OMS, los números diarios de contagios y muertes atribuidas a Covid19 aumentan considerablemente. Los contagios diarios han pasado así de 1.886 casos el 21 de diciembre a 8.094 el 10 de enero.

Captura_de_pantalla_2021-01-20_a_las_21.25.09

Y la tasa de mortalidad diaria subió de 18 el 20 de diciembre a 53 el 10 de enero.

Captura_de_pantalla_2021-01-20_a_las_21.26.31

Estos datos han llevado al gobierno a prolongar el tercer confinamiento del país indefinidamente.

Evolución en Gran Bretaña desde la vacunación

Gran Bretaña es el segundo país en la carrera de vacunación que comenzó el 4 de diciembre con la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech. Desde esa fecha, el número de infecciones diarias ha aumentado considerablemente de 14.898 el 4 de diciembre a 68.063 el 9 de enero de 2021.

Captura_de_pantalla_2021-01-20_a_las_21.27.23

Lamentablemente también la mortalidad de Covid19, que tras un aumento de casi el 300% (de 414 el 4 de diciembre a 1.564 el 14 de enero), sobrepasa en un 27% a la observada en marzo-abril de 2020 (el pico máximo de 1224 se produjo el 22 de abril de 2020).

Captura_de_pantalla_2021-01-20_a_las_21.28.44

Estos aumentos considerables y simultáneos de las incidencias diarias de infecciones y muertes después de la vacunación son muy preocupantes y confirman que las autorizaciones de comercialización de las vacunas han sido prematuras. Evolución en Francia sin vacunar durante este período

Captura_de_pantalla_2021-01-20_a_las_21.29.57

Por consiguiente, sorprenden las diferencias en la evolución de la epidemia de Covid19 entre los países que estaban a la cabeza de la carrera de vacunación y Francia, más lenta en vacunar.

Desde la administración generalizada de la vacuna de Pfizer, el número de infecciones y muertes diarias ha aumentado considerablemente en Israel y Gran Bretaña, mientras que en el país de los irreductibles galos la epidemia está disminuyendo lentamente. Este elogio de la lentitud es un recordatorio de que no hay medicamentos o vacunas seguras y que paradójicamente pueden aumentar la gravedad de la enfermedad que se supone que deben combatir.

Se ha constatado esto con las llamadas vacunas anticancerígenas (las vacunas contra la hepatitis B que supuestamente previenen el cáncer de hígado [2 ] y las vacunas contra el virus del papiloma humano que supuestamente previenen el cáncer de cuello de útero [3 ]) y más recientemente con el escándalo de la vacuna contra el dengue en Filipinas, que provocó varios cientos de muertes y una cascada de demandas judiciales en curso. Las lecciones del desastre de la Dengvaxia no se han aprendido y ponen en peligro a las víctimas de la actual propaganda desenfrenada, los que se vacunan contra la Covid19. Ni a favor ni en contra de la vacuna, sino firmemente opuesto de momento a la generalización de una vacuna insuficientemente evaluada.

Contrariamente a lo que afirman los verificadores de bulos/engañabobos vinculados a la industria farmacéutica, no estoy en contra de la vacunación. Soy pro-vacuna cuando una vacuna es efectiva, segura y previene de una enfermedad grave.

Estoy en contra de una vacuna cuando es inútil, como ocurre con las enfermedades que se transmiten sólo por el agua (poliomielitis, tifoidea, cólera) en los países que disponen de higiene pública con agua potable y tratamiento de aguas residuales.

Estoy en contra de la vacuna, cuando no ha sido debidamente estudiada y evaluada: la vacuna contra la fiebre del dengue (que ha causado cientos de muertes en Filipinas), la vacuna Gardasil (que paradójicamente aumenta el riesgo de cáncer de cuello uterino).

La indicación de cualquier tratamiento o vacuna debe basarse en una evaluación de su equilibrio entre beneficios y riesgos.

No se puede esperar ningún beneficio individual de la vacunación de los menores de 65 años, ya que la enfermedad es más benigna que la gripe en esta población, por lo que esta población no puede esperar nada de las vacunas contra la Covid19 salvo complicaciones.

Y el argumento de la sociedad: "nos vacunamos para proteger a los demás", tampoco es relevante, ya que está lejos de demostrarse que la vacuna sea capaz de prevenir o ralentizar la transmisión viral.

En el estado actual de nuestros conocimientos, la vacunación de las personas mayores con factores de riesgo (una población en la que una vacuna eficaz y segura podría ser útil) no se ha evaluado adecuadamente porque los ensayos se niegan a incluir a esta población de riesgo.

Por consiguiente, el principio de precaución justifica que no se vacunen sistemáticamente hasta que se disponga de datos transparentes suficientes para demostrar la eficacia y la ausencia de toxicidad en la población real.

Alerta noruega

Noruega acaba de emitir una alerta el 15 de enero tras la constatación de 23 muertes posiblemente relacionadas con la vacuna Pfizer [4 ] [5 ], en personas de edad avanzada en residencias de ancianos.

De esas muertes, 13 se sometieron a una autopsia, y los resultados sugieren que los efectos secundarios comunes pueden haber contribuido a reacciones graves en personas frágiles de edad avanzada.

Según el Instituto Noruego de Salud Pública: "Para las personas más frágiles, incluso los efectos secundarios relativamente leves pueden tener consecuencias graves. Para aquellos a quienes de todos modos les queda una vida muy breve, los beneficios de la vacuna pueden ser marginales o irrelevantes", y el Instituto Nacional de Salud Pública ha corregido la guía de vacunación contra el coronavirus, añadiendo nuevos consejos de precaución sobre la vacunación de los ancianos frágiles.

Peter Doshi [6 ] había advertido ya en noviembre "esperemos los datos completos de los ensayos" porque los anuncios de victoria de la industria son inexactos e incompletos. También señaló que en los ensayos no se estudiaba el único criterio de valoración pertinente, la mortalidad,[ 7 7] sino únicamente el número de casos, basándose en pruebas a menudo falsas: "el mundo ha apostado todo por las vacunas para dar solución a la pandemia, pero los ensayos no se centran en demostrar que vayan a serlo".

En conclusión, hay que elogiar al Gobierno (francés) por su lento progreso en la generalización de la vacunación contra la Covid19. Los resultados actuales de la vacuna Pfizer en las poblaciones israelí y británica hacen temer un desastre sanitario vacunal en esos países y la alerta noruega aumenta la preocupación. Agradezcamos de antemano a los voluntarios franceses el haberse vacunado: serán los conejillos de indias del ensayo de fase 3 que el laboratorio no se tomó el tiempo de hacer antes de la comercialización.

Gracias a ellos y a los riesgos que están asumiendo, dentro de unos meses podremos tener una idea más precisa de las ventajas y desventajas en las poblaciones reales.

1 Frédéric Métézeau: Israel, país modelo de la vacunación pero tadavía confinado, France info, 14/1/2021.

2 La vacunación contra la hepatitis B ha sido seguida en occidente por una multiplicación de 2 a 4 de incidencia de los cánceres de hígado.

3 Las vacunas contra HPV han sido seguidas de un aumento de 30 a 200% de incidencia de cánceres invasivos en los franjas de edad más vacunadas.

4 Noruega lanza una alerta sanitaria después del descubrimiento de 23 muertes ligadas a la vacuna Pfizer, Businessman 15/1/2021.

5Norway Warns of Vaccination Risks for Sick Patients Over 80

6Peter Doshi: Pfizer and Moderna’s “95% effective” vaccines—let’s be cautious and first see the full data November 26, 2020

7Peter Doshi associate editor Will covid-19 vaccines save lives ? BMJ 27 10 2020 Current trials aren’t designed to tell us : BMJ 2020 ;371 :m 4037