El pleno ordinario de Manises ha vivido uno de sus episodios más tensos de la legislatura con el debate sobre los indultos por parte del Gobierno a los condenados por el procés. Tras la lectura conjunta de una propuesta presentada por VOX y el resto de los partidos de la oposición, en la que se ha pedido que la corporación municipal se reafirme en su juramento de hacer guardar la constitución”, han comenzado los ataques por parte de APM Compromís, PSOE y Podemos, partidos que sustentan al gobierno municipal presidido por Jesús Borrás.

En el primer turno de palabra, el concejal de VOX, Sergio Pastor, ha criticado la forma de actuar del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en relación a los indultos: si me dan a elegir entre la versión del más mentiroso de España y la versión de Sánchez, me quedo con la versión del más mentiroso de España". Además, en su intervención, Pastor también ha ironizado afirmando que "si Sánchez y el presidente de Estados Unidos hablaron en 30 segundos de tantos temas como luego indicó en rueda de prensa, con Pere Aragonés en dos horas, seguro que hablaron de amnistía y autodeterminación".

Por otro lado, el edil de VOX ha hecho referencia a un discurso de una concejal de Podemos, en el que ampliaba la denominación LGBTI a LGTBI PLUS, donde el PLUS se refería “a todas las sensibilidades no recogidas en la denominación LGTBI”. Pastor ha utilizado el mismo termino argumentando que este PSOE PLUS se ha unido a un golpe de estado” y ha añadido que “en el Partido Socialista no vienen representadas ni la T de Terroristas, la G de Golpistas, ni otra S de Separatistas".

Tras estas declaraciones, la bancada socialista ha insultado al edil de VOX y le han dedicado frases como: “Si fuera por ti nos fusilarías”. Unas palabras que han obligado al alcalde a suspender el pleno durante cinco minutos para tratar de calmar los ánimos.

 

Por último, y tras reanudarse el pleno, el concejal de VOX ha concluido su intervención levantando una imagen de 5 agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) rodeados de los famosos adoquines lanzados por los CDR en los actos de protesta en Cataluña. Un gesto, con el que Sergio Pastor ha querido recordar a los 90 agentes que van a ser juzgados por supuestos delitos de lesiones en los actos ilegales del 1 de octubre.