LA SANGRE NO TIENE PUERTAS...
 
los infinitos muros del ayer tapian la cartografía del juramento de silencio. La vida es una performance que revierte la arquitectura de la niebla desnuda. El pasado con los ojos entreabiertos nos arrastra hacia la madrugada sin reloj.

Federico García Lorca amaba la literatura pero sobre todo la poesía. Imprescindible fue la estimulación de su profesor de literatura Martín Domínguez Berrueta.
 Recogía los cadáveres de las palabras y les devolvía la vida.

Siempre fue militante de la esperanza irreductible, posada sobre el fuego al que no se le notan las costuras.
El agua sacia su sed reafirmándose en la muerte que huele la sangre, y que fuera de mi cuerpo tiene las puertas abiertas...

Los temas de sus escritos principalmente son la obsesión y el amor.
Hace gran uso de la metáfora, en la mayoría de las ocasiones pura, que junto a los símbolos y las elipsis trazan su estilo. Condensación expresiva.

La luna como símbolo de la muerte, fecundidad, erotismo, belleza.
También la sangre y el agua, que cuando circulan, significa vitalidad, y cuando están estancadas, muerte.
Al igual que los metales, el caballo (y su jinete), las hierbas.

"Yo vuelvo/ por mis alas./¡Dejarme volver!/ ¡Quiero morirme siendo/ amanecer!/ ¡Quiero morirme siendo/ ayer! (El regreso).

Siempre defendió a los más discriminados de la sociedad, y lo dejó patente en sus poemas.
"Negros, negros, negros, Negros./ La sangre no tiene puertas en vuestra noche boca arriba./ No hay rubor. Sangre furiosa por debajo de las pieles,/ (...). Fragmento de (Oda al rey de Harlem).

En su visión de la poesía influyó muy positivamente Juan Ramón Jiménez, con quien forjó una sincera amistad.

El uso de la personificación es evidente.

Referente a la forma resaltan: el oxímoron: "donde sin sueño, sueño tu presencia"
Y las anáforas: "Esta luz, ese fuego que me devora./ Este paisaje gris que me rodea.". Esto queda claramente evidenciado en el poema: Llagas de amor. (Perteneciente a: Sonetos del amor oscuro).

De su relación con Rapún (La Barraca fue la perfecta tapadera de su amor),  nos dejó los once sonetos de: Sonetos del amor oscuro."¡Esa Guirnalda! ¡pronto! ¡que me muero!/ (...). Entre lo que me quieres y te quiero,/ (...). Pero ¡pronto! Que unidos, enlazados,/boca rota de amor y alma mordida,/ el tiempo nos encuentre destrozados". (Soneto de la guirnalda de rosas).
 
Enrique Morente cantó poemas de Federico.

La solidez de su educación y su formación le abonaron el camino hacia el arte.
En su más tierna infancia jugaba a representar escenas teatrales con su niñera, Dolores.

Cuatro grupos componen su producción teatral: dramas, farsas, tragedias, comedias "irepresentables", según Federico.
Entre las farsas una destacada es: La zapatera prodigiosa. Escrita entre 1921 y 1928.

Sus obras de teatro tienen reminiscencias de las de Calderón, al que él admiraba. La similitud reside en la tragedia desmesurada.
En el lenguaje de su teatro aprendió mucho de Valle-Inclán.
Muchas de sus obras fueron representadas por la Compañía de Margarita Xirgú.
Yerma se estrenó en 1934.

García Lorca, mantuvo una estrecha relación con Córdoba, aunque pensaba que era la ciudad más melancólica de Andalucía, sentía admiración por la Ciudad Califal, además de venir a visitar a su querido amigo José María Alvariño.

Antonio Ramos, en su libro: García Lorca en Córdoba, comenta detalles de esos días.
En 1916 fue la primera vez que el escritor granadino vino a Córdoba, le acompañaban sus compañeros y el profesor de Filosofía, era todavía un estudiante.

Regresó entre 1925 y 1926 para preparar la conferencia con motivo del tercer centenario de la muerte de Góngora.
Volvió en 1934 para asistir a un encuentro de poetas, además de su amigo Vázquez Ocaña, estuvieron, Prados, Garfias, Rejano, Aleixandre y Altolaguire.
 
El 24 de agosto de recaló en Fuente Ovejuna, se comemoraba el tercer centenario de la muerte de Lope de Vega. Asistió a la representacio´n de Fuenteovejuna, interpretada por Margarita Xirgú.
A la mañana siguiente, acompañado de unos amigos paseaba por las calles de la Ciudad Luz de Occidente.
 
En la primaverra de 1936 sería la última vez que el autor de: Bodas de sangre, disfrutaría de la inmortal belleza de Córdoba.
Federico se encontraba en el hotel Regina con su amigo Alvariño, llegó Juan Bernier con otros poetas cordobeses, Juan Ugart, José María de Ciria y Juan García Lara, querían una colaboración para la revista Ardor, quedó inconclusa.
La guadaña de la guerra segó la vida de aquellos artistas, sólo sobrevivió Juan Bernier.
 
El último documento escrito por Federico que se conoce es una carta  dedicada a Juan Ramírez de Lucas: "Mi queido Juanito: (...). Una persona que no tuviera luces, te daría leña para tu fuego; yo te quiero dar agua para tu fuego, flores para tu quemadura. uan yo te pido por Dios (...). Yo pienso mucho en ti y esto lo sabes tú sin necesidad de decírtelo pero con silencio y entre líneas tú debes leer todo el cariño que te tengo y toda la ternura que almacena mi corazón. (...). Bien sabes lo mucho que te quiero y por eso te aconsejo prudencia y bien hacer.
No vuelvas a desesperarte. Es de gente débil y tú debes recordar en todo momento que eres un verdadero hombre. (...). Recibe un abrazo cariñoso de este gordinflón poético que tanto te quiere.
Federico.(...). Escríbeme enseguida y ¡por Dios! que estés más contento kiquiriquí.
¡Ya viene Don Berondian Pollino!
Señas Sr. D. Manuel Fernández Montesinos".
 
No confiando en lo que pudiera ocurrir, y como prueba el final de la carta, pide a Juan que le escriba a otra dirección, la de su entonces cuñado Manuel Fernández Montesinos, que también moriría asesinado el 15 de agosto de 1936. Al día siguiente, Lorca era arrestado en Granada, y ejecutado la madrugada del día 18, hace 84 años. 
 
La luna de sangre en la encrucijada firma su destino, reconoce culpas. El silencio nombra, no consiente, se ahoga en la piel que es la frontera... Cuando es imposible olvidar...
 
A pesar de la nueva normalidad Barcelona rinde homenaje al poeta andaluz. Desde finales de julio y hasta el 25 de agosto.
La Casa Seat (situada en Diagonal con Paseo de Gracia) se convierte en una galería artística visual. La actividad lleva por nombre. Recreativos Federico. Uno de los ideólogos es el artista Alex Peña.
El responsable del programa de actividade, que son diversas, es José Mata.
 
A través de 7 máquinas recreativas, cada una lleva un texto, llevan a todo tipo de personas la obra de Lorca.
Hay un futbolín, una máquina que homenajea a las sinsombrero, un souvenir de la Casa de Bernarda Alba...
 
La escenógrafa Nuria Torrell ha ideado la Biblioteca Lorquiana. Se homenajea a La Barraca, se ofrecen ejemplares de la obra teatral de Lorca, para darla a conocer a fondo, y en general toda su producción.
 
Christian Escribá a elaborado un dulce inspirado por el poema "Agosto".
 
La directora Pepa Gamboa y Laura García Lorca, sobrina del poeta, han puesto en pie un podcast, Ahí, cuenta Laura, como descubrió la obra de su tio, siendo aun muy pequeña.
Laura es la Presidenta de la Fundación, y Directora de La Huerta de San Vicente, creada en la huerta de la casa de verano de los García Lorca.
 
También habrá actividades digitales: Federico en casa. Se puede acceder por spotify.
 
"No soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja, sino un pulso herido que presiente el más allá" (...). "El más terrible de los sentimientos es tener la esperanza muerta". (Federico García Lorca).