MUSEO DE LA ALHAMBRA

museo-bellas-artes-alhambra

Creado en 1942 como Museo Arqueológico de la Alhambra, pasó en 1962 a denominarse Museo Nacional de Arte Hispano-musulmán, dependiente del Ministerio de Cultura, hasta 1994 en que adquiere su actual denominación y se gestiona por el Patronato de la Alhambra y el Generalife.

1200px-Palacio_de_Carlos_V_01

Posee la mejor colección existente de arte nazarí, fundamentalmente procedente de excavaciones y restauraciones realizadas en la misma Alhambra, por lo que su visita es un complemento ideal a la del propio Monumento.

cabecera-museo-alhambra

Igualmente posee una selecta colección de piezas de arte hispanomusulmán y musulmanes orientales que permiten una comprensión más exacta de la evolución de este arte, tanto en la región de al-Andalus como en el mundo árabe.

Desde 1995 tiene instaladas sus salas de exposición en la planta baja del Palacio de Carlos V, cuyo proyecto de rehabilitación obtuvo el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de ese año.

descarga_23

 
 

museo-alhambra-sala-medium

Museo-Legado Ángel Barrios

images_1

Se trata de una colección que reúne enseres, instrumentos musicales, dibujos, pinturas, acuarelas, partituras y correspondencia dedicados por sus autores a este importante músico y compositor granadadino.

MBarrios-1

A partir de mediados del siglo XIX se inicia un proceso en el que “El flujo del turismo culto da vida a la Calle Real que empieza a ver las primeras fondas o establecimientos hoteleros, tiendas y una taberna singular instalada en los antiguos baños árabes de la mezquita, que pronto se convertiría, en los últimos años de ese siglo y durante los primeros del siguiente en el gran centro cultural de la Alhambra: “Polinario”, regentada por Antonio Barrios,“Cónsul General de la Alhambra”, como honrosamente le llamaban los amigos que acudían a sus célebres tertulias. Viejas fotografías nos muestran a este personaje de poblada barba y enormes bigotes, cercana a una estética castiza y romántica, con su guitarra haciendo gala de una afición a la música y al flamenco, en particular.

descarga_24

A su lado, un niño con violín, marca la continuidad musical de Polinario en la persona de su hijo Ángel Barrios, músico internacional, amigo de Falla, quien reuniría a pintores, escritores y músicos del viejo y nuevo mundo en torno al local paterno, hoy convertido en el Museo Ángel Barrios donde se guardan inestimables recuerdos de aquel rico momento cultural de entre siglos.

principal-1