La Comunidad de Madrid, en colaboración con el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales y a través de Filmoteca Española, pone en marcha la primera edición del festival de cine El Águila se mueve, que convertirá el patio de El Águila los días 8,9 y 10 de julio en un cine de verano, en el que se proyectarán películas originales en formato 35mm en el marco del centenario de uno de los actores y cineastas más destacados de nuestro país, Fernando Fernán Gómez.

Las películas que forman parte del ciclo se suman a la celebración del centenario de su nacimiento que se conmemora en este año 2021 y, por ello, la programación prevista se articula realizando un recorrido cronológico sobre sus obras con el fin de conocer la singularidad de la carrera de este extraordinario actor y director.

Los títulos que se podrán ver son, el jueves 8 de julio a las 22 horas,  Domingo de Carnaval, dirigida por Edgar Neville y protagonizada por Conchita Montes, Guillermo Marín y Fernando Fernán Gómez. Además,el viernes 9 de julio a las 22 horas se proyectará Mambrú se fue a la Guerra, dirigida y protagonizada por Fernán Gómez con la participación de María Asquerino, Agustín González y Emma Cohen. El sábado 10 de julio a las 22 horas se podrá disfrutar de Esquilache, dirigida por Josefina Molina y protagonizada por figuras como Fernando Fernán-Gómez, José Luis López Vázquez, Ángela Molina, Ángel de Andrés, Concha Velasco, Adolfo Marsillach, Amparo Rivelles, Alberto Closas, entre otros.

El ciclo de cine histórico y patrimonio nace con dos objetivos principales: la apuesta por la conservación y difusión del rico patrimonio cinematográfico español, y la reflexión y presentación de la Comunidad de Madrid como plató de cine. Las películas seleccionadas retratan diferentes espacios madrileños, permitiendo un análisis de la Comunidad como escenario de rodajes, que van desde las calles del Rastro hasta los Reales Sitios, pasando por municipios como Algete o lugares emblemáticos como la Pradera y la Ermita de San Isidro.

Para ello, las proyecciones se realizarán en formatos originales de 35 mm como herramienta de divulgación de la tecnología asociada a este patrimonio, de forma que el público pueda conocer los medios históricos de proyección y su funcionamiento.