El Teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa lucirá en la temporada que se estrena hoy 1 de Octubre un renovado aspecto tras las obras de mejora que se han llevado a cabo para que ofrezca al público una nueva imagen más actual.

Andrea Levy, ha destacado que “desde el Área de Cultura, Turismo y Deporte teníamos claro que, después de 40 años de vida, era necesario traer al Centro Cultural de la Villa a nuestros días y hacerlo más atractivo para los madrileños. Para cuidar la cultura también es importante invertir y mimar los lugares que la acogen”.

En este sentido, ha subrayado que “la intervención que hemos hecho en el Fernán Gómez no es sólo estética, sino que también hemos querido paliar las importantes deficiencias que acumulaba este espacio tan singular con el paso de los años y, además, era importante que fuese un centro abierto a todos los madrileños, para lo que se ha trabajado en la accesibilidad interior del edificio, instalando un nuevo elevador”.

El objetivo, ha dicho la delegada, es “que los madrileños regresen al Teatro Fernán Gómez con todas las garantías sanitarias. Por eso, no me cansaré de decir que la cultura es segura, no contagia, sino que sana”.

Apuesta por mejorar los espacios culturales

El renovado Teatro Fernán Gómez es fruto del compromiso adquirido por el Área de Cultura, Turismo y Deporte con el sector cultural ante la actual situación de incertidumbre. En estos momentos, ha destacado Levy, “hay que animar al público a que vuelva a las salas e iniciar temporada con unas instalaciones mejoradas supone un acicate para uno de los sectores más duramente castigados por la crisis”.

Uno de los aspectos fundamentales de estas obras de mejora ha sido que no han afectado a la programación previa a los meses estivales ni a la que se estrena mañana, 1 de octubre, bajo la dirección de Laila Ripoll e Ignacio Marín. Esta nueva temporada consta de una programación muy variada que va dirigida a todo tipo de público. La música llegará de la mano de Madrid es Música (MEM) con cuatro conciertos; en la parte escénica, un estreno absoluto, dos montajes de teatro, conferencias, cine documental y otras actividades; además de exposiciones como This is not a love song y Ondulaciones de sombra.