El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han suscrito un protocolo de colaboración para la defensa y promoción de la tauromaquia. Este acuerdo ha sido posible tras las diversas reuniones mantenidas entre el Área de Cultura, Turismo y Deporte, la Comunidad de Madrid y los representantes del sector taurino para conocer al detalle la situación de este sector en la capital y poder tomar así decisiones con el máximo consenso en favor de la tauromaquia.

Una vez firmado, los siguientes pasos irán encaminados a la elaboración de una propuesta al Pleno del Ayuntamiento para que la gestión directa de la Escuela de Tauromaquia sea adscrita al Área de Cultura, Turismo y Deporte.

El alcalde ha destacado la importancia de este día “porque reconocemos nuevamente y nos comprometemos, la administración regional y el Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, a la promoción, protección, conservación y difusión de la mejor tradición y de la mejor cultura española y, por tanto, uno de los elementos que nos vertebra como sociedad”.

El protocolo permitirá impulsar el apoyo a la tauromaquia mediante la recuperación de los premios taurinos de la Feria de San Isidro de forma unificada, la promoción y protección de la tauromaquia como patrimonio cultural por parte de ambas administraciones y la recuperación de la presencia institucional del Ayuntamiento en la Plaza de Toros de las Ventas y en los actos relacionados con la tauromaquia.

Además, a partir del próximo mes de septiembre, la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid se instalará en las dependencias municipales hasta que se firme el convenio entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y se concrete una fórmula de gestión compartida de una sola escuela que elimine la duplicidad ahora existente.

Por último, se realizará una consulta previa al sector que pueda contribuir a la redacción de unos pliegos de condiciones técnicas para la licitación de un concurso de concesión de obra pública que incluya la rehabilitación y explotación de la Venta del Batán como centro de referencia. El concesionario estaría obligado, además, a albergar la escuela taurina bajo la supervisión de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital. 

Un conjunto de acciones, según Almeida, que demuestran “el compromiso firme del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid porque la ciudad siga siendo la capital mundial de los toros, porque la Feria de San Isidro y la Plaza de las Ventas sean un referente en el ámbito global de la tauromaquia y porque esta siga siendo una seña de identidad irrenunciable de lo mejor de nuestras tradiciones y cultura frente a los que quieren imponer vetos”.

El apoyo del Ayuntamiento a la tauromaquia se reflejó el 4 de julio de 2019, cuando en el acuerdo de delegación de competencias de la Junta de Gobierno, la función “de fomento y protección de la tauromaquia en el ámbito municipal e impulso de la feria de San Isidro” recayó en el Área de Cultura, Turismo y Deporte como una de las competencias específicas de la Dirección General de Patrimonio Cultural.