La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, celebró ayer la vuelta de la práctica del toreo y de su promoción a la Venta del Batán, con la Escuela Regional de Tauromaquia José Cubero Yiyo, una medida de apoyo a este sector “frente a los que hacen política cegados por un sesgo ideológico”.

“Hoy celebramos un día muy especial para la fiesta del toro, para los mozos de espada, banderilleros, picadores, monosabios, para las gentes del campo, los ganaderos, y, sobre todo, para todos aquellos que saben el esfuerzo que hay detrás de cada faena y que conocen el alto precio de sacrificar adolescencia y juventud por un sueño”, ha indicado durante su visita, junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a las nuevas instalaciones en la Casa de Campo.

Según ha señalado Díaz Ayuso, “los enemigos de esta fiesta lo tienen difícil aquí en Madrid”. “Los que pretenden rescribir la historia de espaldas a la riqueza cultural de la tauromaquia van a topar no solo con las pinturas de Goya, con versos de Lorca o con las crónicas de un maravillado Hemingway. Aquí van a encontrarse dos administraciones, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, unidas en su respaldo a la libertad, a las tradiciones y a España”, ha subrayado.

En este sentido, la presidenta ha asegurado que ambos gobiernos van “a plantar cara a quienes pretendan maltratar a un sector que genera un impacto económico de 414 millones de euros en la región y 50.000 empleos. “La tauromaquia es una seña de identidad de nuestro país en el mundo”, ha añadido Díaz Ayuso.

Traslado de la escuela

El traslado de este centro donde se imparte formación teórica y práctica a las futuras promesas del toreo se produjo hace escasas semanas, fruto del convenio de colaboración firmado el pasado 5 de noviembre entre las dos administraciones y supone la ratificación, continuación y desarrollo del Protocolo de Protección y Defensa de la Tauromaquia que rubricaron, en julio de 2020, la jefa del Ejecutivo autonómico y el regidor de la capital.

El recinto cuenta en la actualidad con más de 60 alumnos con edades comprendidas entre los 8 y los 22 años. Además de esta escuela de toreo, en la región existen otras cinco: Escuela de Tauromaquia de Arganda del Rey Fundación El Juli; Escuela de Tauromaquia Navas del Rey; Escuela Taurina de Colmenar Viejo Miguel Cancela; Escuela Taurina de Anchuelo; y la Asociación Cultural Tauromaquia Tradición de Valdemorillo.

Junto la recuperación de la Venta del Batán como espacio formativo en el ámbito de la Fiesta del Toro, el convenio contempla medidas concretas para proteger y defenderla como patrimonio cultural. Estas pasan por dar uso a los tradicionales corrales y mangas situados en el propio complejo para la exhibición pública de las reses antes de ser trasladadas a Las Ventas.

También se contempla la participación del Consistorio de la capital en el jurado de los Premios de la Feria de San Isidro, la reapertura de su palco en la plaza madrileña, la colocación anual del azulejo conmemorativo al astado más bravo de la Feria de San Isidro, en el patio de mayorales de la Venta del Batán, y la incorporación de los carteles taurinos de Las Ventas en la programación de los festejos de San Isidro.

Por otro lado, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado recientemente una segunda línea de ayudas directas a ganaderos de reses bravas, por valor de 3 millones de euros.